martes, 15 de abril de 2014

El caso de los crímenes de guerra en Siria



La jefa de ACNUDH, Navi Pillay, condenó el uso desenfrenado y la rutina de la tortura por las autoridades sirias en un artículo difundido por su oficina, que también registra la tortura por parte de algunos grupos armados de oposición y graves denuncias de tortura y maltrato de los niños. "Al llegar a un centro de detención, los detenidos son golpeados y humillados por varias horas por los guardias en lo que ha llegado a ser conocido como la "fiesta de recepción“, dice el informe basado en 38 entrevistas realizadas por los investigadores de ONU, sobre el últimos ocho meses con los individuos liberados de centros de detención en Siria.

"Hombres, mujeres y niños han sido secuestrados de forma rutinaria de la calle, sus hogares y lugares de trabajo o detenidas en puestos de control del gobierno (…) Muchos son activistas -a menudo los estudiantes-, así como abogados, personal médico y trabajadores humanitarios, y algunos sólo pasaron por el lugar equivocado en el momento equivocado (…) En los conflictos armados, la tortura constituye un crimen de guerra. Cuando se utiliza de manera sistemática o generalizada, que es casi seguro el caso de Siria, también constituye un crimen contra la humanidad (…) Insto al gobierno y los grupos armados de oposición en Siria a detener inmediatamente el uso de la tortura y los malos tratos, y que liberen a todos los que han sido detenidos arbitrariamente en condiciones que violan claramente las normas internacionales de DDHH. Los detenidos deben ser tratados con humanidad", dijo Pillay. 

Hoy el Consejo de Seguridad se reunió en privado, a pedido de Francia, para ver las diapositivas proyectadas de los muertos que ofrecen un testimonio de la barbarie de una guerra civil siria. Unas 10 fotos fueron puestas al público en enero "Informe de César", que son parte de una colección de 55.000 imágenes digitales de sirios que fueron torturados y asesinados; Francia dice que la mayoría de ellos fueron recogidos por un sirio fotógrafo de la policía militar "César", que las contrabandeó cuando desertó.

"César" era un fotógrafo del ejército sirio y cuando comenzó la guerra civil, él y sus colegas fueron reasignados para fotografiar los cuerpos torturados de los rebeldes y disidentes, que acreditasen que habían sido liquidados en prisión. A las víctimas se les asignó un número código, a los familiares se les decía que las víctimas habían muerto a causa de "un ataque al corazón o problemas respiratorios" y ese número era reasignado a un hospital mientras que los cuerpos eran enterrados antes que los parientes pudiesen verlos. Los autores del informe encontraron "César" era creíble cuando lo interrogaron en enero, y escribieron que su equipo tuvo que fotografiar hasta 50 cuerpos por día; la colección de 55.000 imágenes supone que cada cuerpo fue fotografiado 4 a 5 veces por lo que los autores estiman que alrededor de 11.000 víctimas son representados.

El equipo forense examinó cerca de 5.500 de las imágenes y encontró que casi todos eran hombres de 20 a 40 años de edad -sólo una mujer fue fotografiada y estaba vestida- y no había niños. El equipo forense encontró que en una muestra representativa de las imágenes estudiadas: el 62 % mostró inanición, el 19% mostró lesiones en el cuello y el 16 % mostró evidencia de marcas de ligaduras en el cuello. Basado en el patrón sistemático de las lesiones, según el informe "hay pruebas claras, capaces de ser creíbles en un tribunal, de tortura sistemática y asesinato de las personas detenidas por los agentes del gobierno sirio que constituyen crímenes contra la humanidad". Dos de los autores del "Informe de César" que informarán al Consejo de Seguridad son David M. Crane -primer Fiscal Jefe del Tribunal Especial para Sierra Leona- y el Dr. Stuart J. Hamilton -patólogo forense de Gran Bretaña- y el tercer autor es Sir Geoffrey Nice -Fiscal Principal Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia-. 

El presidente sirio, Bashar Al-Assad, señaló en un discurso en la Universidad de Damasco que se ha llegado a un "punto de inflexión" en los tres años de guerra civil. Agregó que su ejército estaba ganando lo que llamó "la guerra contra el terror", mientras se espera que el presidente Al-Assad anuncie que se presentará a un tercer mandato en las elecciones de este año. Pero no todo parece tan fácil en futuro. 

El primer indicio que deja el informe es su calidad y meticulosidad y que el mismo está orientado para convertirlo en un caso ante la Corte Penal Internacional en el futuro. Aunque es poco probable que esto suceda en el corto plazo, ya que Siria no reconoció su competencia ante la Corte Penal Internacional, y la única instancia posible es que el caso sea remitido por el Consejo de Seguridad; parte del proceso para la remisión es la documentación de la evidencia de los crímenes de guerra en Siria ha comenzado desde ONU, por lo que será difícil para los aliados del Presidente Al-Assad bloquear una Resolución en el Consejo si el caso está debidamente fundamentado y probado.

Hasta el momento, 9 de los actuales miembros del Consejo de Seguridad han expresado públicamente su apoyo para referir a Siria a la Corte Penal Internacional: Francia, Reino Unido, Luxemburgo, Argentina, Australia, Corea del Sur, Chile, Lituania y Nigeria; EE.UU. y China han mantenido silencio sobre la participación de la Corte y el 15 de enero de 2013, Rusia describió el esfuerzo de buscar una remisión a la Corte como "inoportuno y contraproducente". Los últimos 3 Estados tienen, como miembros permanentes del Consejo de Seguridad, tiene el poder de vetar resoluciones.

El dato del día: documentos internos obtenidos por el periódico canadiense, Ottawa Citizen, muestran que el Ministerio de Defensa canadiense presentó por lo menos 5 escenarios en los que podría involucrarse en la guerra civil siria, así como de las Fuerzas Canadienses posibles misiones para cada situación. Los escenarios incluyen varios supuestos tales como el gobierno sirio continúe "desafiante", así como los resultados "más probables" y "el peor caso" como grupos extremistas apoderándose de armas avanzadas o químicas o que el conflicto se derrame más allá de las fronteras de Siria. Al menos, una posible intervención militar canadiense "supone que un grupo armado de oposición legítima ha sido reconocido" por Canadá, aunque los detalles sobre el resto de este escenario no se conocen.




viernes, 11 de abril de 2014

Malos contra malos


El grupo Jabhat Al-Nusra, afiliado a Al-Qaeda, y sus aliados rechazaron un asalto de sus rivales yihadistas del Estado Islámico de Irak y de la Gran Siria (ISIS) en la ciudad de Albu Kamal –sobre la frontera iraquí- en una lucha que dejó un saldo de 86 muertos; 68 de los muertos eran combatientes de Al-Nusra, que recuperó el control del poblado después que los refuerzos llegaron a la zona y el ISIS se retiró al pozo petrolero T2, a 60 kilómetros al Suroeste de la ciudad. Las tropas sirias controlan sólo un paso oficial en la frontera iraquí – el paso de Al-Tanaf -Al-Walid- en la carretera principal a Bagdad, mientras que un tercer cruce, Yarabiyah-Rabia en el Noreste, está en manos de la milicia kurda.

Los rebeldes del ISIS y los de Jabhat Al-Nusra, han estado luchando entre sí en la provincia de Deir Ez Zor por semanas, sobre el territorio que capturaron juntos anteriormente las fuerzas gubernamentales, y las disputan incluyen a los campos petrolíferos. Pero las fuerzas rebeldes islámicas sufren más bajas por los conflictos internos que por combates contra las fuerzas estatales.

El mayor problema que los rebeldes tienen es la desunión. Hay una guerra civil entre los rebeldes iraquíes del ISIS y los otros rebeldes (tanto seculares como islámicos). Mientras los rebeldes anuncian que han derrotado al ISIS en el Norte de Siria, han perdido terreno en el Este porque el ISIS es fuerte en el Oeste de Irak (provincia de Anbar) y se debe a que esta zona históricamente ha sido un bastión de las tribus sunitas conservadoras que viven en ambos lados de la frontera. El ISIS está en guerra en Siria e Irak, y sus fuerzas a ambos lados de la frontera están cooperando para expulsar a las fuerzas gubernamentales del área; pero del lado iraquí hay más de 50.000 soldados y policías en Anbar y mucha de esta lucha es en los alrededores de Faluya se debe a la resistencia del ISIS. En el Este de Siria, el ISIS controla Raqqa, la ciudad más grande en El este y la única capital de provincia en poder rebelde.

Esta no es la primera vez que los árabes sunitas han trabajado con sus contrapartes iraquíes. Durante la campaña terrorista islámico en Irak 2004-7, más del 10% de los combatientes extranjeros en Iraq eran sirios (mientras que alrededor de la mitad eran sauditas). Estos voluntarios extranjeros llegaban por al menos 10% de los terroristas islámicos en Irak -durante este período- y muchos huyeron a Siria después que sus pares iraquíes se volvieron en su contra en 2007. Algunos han regresado, pero los terroristas sunitas iraquíes y sirios han aprendido a trabajar juntos, y Al-Qaeda ve a la guerra civil entre ISIS y el resto de los rebeldes como un desastre para la causa islámica, pero ha sido incapaz de conseguir que el ISIS coopere a pesar de sus amenazas y ofertas para negociar.

Abu Khalil Al-Madani, un alto miembro del Consejo de la Shura de Al-Qaeda, lanzó un audio donde exhortaba a abordar las luchas internas entre los grupos yihadistas en Siria. Al-Madani señala que las facciones están "obligadas a formar un Alto Comité de la Sharia, en el campo de la yihad, y este Comité será liderado por un grupo de los más sabios, que son los más conscientes y mejor entienden la realidad y condición de los muyahidines”. La sugerencia de Al-Madani es similar a otras propuestas anteriores: en un mensaje publicado el 23 de enero, el líder de Al-Qaeda Ayman al Zawahiri, sostuvo que los grupos yihadistas debían "establecer un Comité de Arbitraje de la Sharia, capaz de gobernar entre las diferentes facciones”; una propuesta parecida fue elaborada por el Dr. Abdallah Muhammad al Muhaysini, un popular clérigo saudita, que se ha trasladó a Siria y lanzó su propia iniciativa de reconciliación que incluía el mismo tipo de Comité.

¿Está ganando Al Qaeda? Fue el provocador título de una audiencia en la Cámara de Representantes de EE.UU. de esta semana para profundizar en la situación del grupo terrorista. El Representante Ted Poe (R) dejó en claro sus puntos de vista sobre el asunto desde el principio en su discurso de apertura donde señaló que "Al-Qaeda no está en el borde de la derrota (…) Al-Qaeda no se ha reducido a unos pocos hombres viejos se esconden en algún lugar de Pakistán (…) En aquel territorio donde los afiliados de Al-Qaeda pueden encontrar refugio, han crecido dramáticamente."

Cuando el ISIS comenzó sus operaciones en Iraq bajo el nombre de Al-Qaeda en Iraq, la red de Osama Bin Laden fue su principal promotor con armas y dinero. Abu Musab Al-Zarqawi fue su creador y la meta era establecerse como una amplia coalición de combatientes islámicos que tuvo elementos iraquíes pero también muchos extranjeros, y desde sus orígenes tuvo como meta la eliminación de los chiitas; otro dato interesante es que el ISIS tuvo conflictos con sus pares del Ejército Islámico de Iraq, forzando a los otros grupos nacionalistas-islámicos a combatirlos casi hasta la su desaparición. En abril de 2013, Abu Bakr Al-Baghdadi publicó una declaración en la que anunció que había creado a Jabhat Al-Nusra -financiado y apoyado por el Estado Islámico de Irak- y que los dos grupos fueron oficialmente fusionados con el nombre de "Estado Islámico de Irak y Al-Sham (ISIS)”.

Lo que comenzamos a ver en Siria, son nuevos capítulos de antiguos conflictos internos en el seno de la yihad internacional, que nacieron durante la invasión de EE.UU. a Irak, y que no han sido resueltos por sus propios actores. No se trata de buenos y malos, sino de malos contra malos, y el punto que debe preocupar es que Al-Qaeda está contra el ISIS porque lo considera demasiado radical. 




martes, 8 de abril de 2014

Siria: una guerra de desgaste, desgastada


El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, sostuvo en una entrevista que el peligro de la caída del régimen sirio ha terminado y que los rebeldes "pueden optar por una guerra de desgaste, siempre y cuando haya países que financian (...) Pero en el horizonte, la oposición no parece ser capaz de librar una gran guerra (...) ¿Qué está pasando en Latakia y Kassab? No podemos llamarla una gran guerra (…) Hemos pasado el peligro de dividir a Siria". Según Nasrallah, hay ofertas diplomáticas dadas al presidente Al-Assad por los Estados árabes si rompe relaciones con Irán; con respecto al apoyo de Rusia, Nasrallah dijo que Rusia, después de la anexión de la península de Crimea en Ucrania, aumentará su apoyo y protección a Siria.

Sergei Stepashin, ex PM ruso y ex jefe del Servicio de Seguridad de Rusia, mantuvo una reunión con el presidente Bashar Al-Assad en Damasco. Stepashin dijo que Al-Assad sostuvo que “Este año la fase activa de una acción militar en Siria se terminó, después vamos a tener que cambiar a lo que hemos estado haciendo todo el tiempo - la lucha contra los terroristas"; el funcionario ruso afirmó que “Al-Assad está seguro, en el control y en excelente forma atlética. Además le pidió que le diga a Vladimir Vladimirovich (Putin), que él no es Yanukovich y que iba a ir a ninguna parte (…) Ahora la fuerza de Al-Assad se encuentra con el hecho que, a diferencia de Yanukovich, prácticamente no tiene enemigos internos. Él tiene un equipo consolidado, limpio”.

Funcionarios rusos dicen que Moscú no está tratando de apuntalar a Al-Assad y que su salida del poder no puede ser una condición previa para una solución política. Sus evaluaciones de su futuro han variado con la fortuna de su ejército y Stepashin predijo que la mayoría de la población siria votará por Al-Assad.

Los grupos rebeldes reclamaron expansiones en Aleppo y en la provincia de Quneitra, mientras las tropas del régimen mataron a varias docenas de rebeldes en ataques cerca de Damasco. Medios de comunicación de la oposición dijeron unos 30 grupos rebeldes declararon que habían formado centros de mando conjuntos en Quneitra, para impulsar una campaña diseñada para aliviar la presión sobre los rebeldes que libran una ofensiva en la costa; las unidades rebeldes incluyen una serie de grupos que actúan en la provincia de Hawran como Jabhat Al-Nusra y varios miembros del Frente Islámico, una alianza de 7 milicias conservadoras.

Frustrados por el estancamiento en Siria, el Secretario de Estado John Kerry, ha presionado a que los militares de EE.UU. para ser más agresivos en el apoyo a las fuerzas rebeldes del país. La oposición siria ha venido de la institución que encabezar cualquier esfuerzo en ese sentido: el Pentágono. En las últimas reuniones de la Casa Blanca, el Jefe de Estado Mayor Conjunto Gral. Martin Dempsey y el Secretario de Defensa, Chuck Hagel, han luchado contra la intervención militar; el último desacuerdo entre el Departamento de Estado -de línea dura- y el Pentágono –pesimista- fue sobre un menú de opciones respaldadas por el Departamento de Estado, que van desde los ataques militares a un plan renovado para utilizar las fuerzas de operaciones especiales para entrenar en secreto a los rebeldes sirios moderados en Jordania y posiblemente otro país de la región. 

Siria y sus aliados parecen estar implementación de una campaña de propaganda para contrarrestar los esfuerzos sauditas y de otros aliados en el intento de reconstruir un movimiento rebelde más eficaz. El mensaje parece ser “por qué molestarse”, ya que la lucha es esencialmente una y Riad ya no puede hacer nada para revertir la suerte de los rebeldes. Por otra parte, Nasrallah también parece estar transmitiendo que Hezbollah regresará a Líbano y que su campaña en Siria fue un éxito al asegurar las poblaciones fronterizas. 

La campaña de publicidad se basa en un hecho de la realidad: las fuerzas gubernamentales han recuperado pueblo tras pueblo, moviéndose gradualmente hacia el Sur a través del corredor entre Damasco-Homs que une la capital con la costa mediterránea. La batalla por Zabadani, la última ciudad importante controlada por los rebeldes en Qalamoun, está en el horizonte y si termina con una victoria, el presidente Al-Assad una vez más tendrá el control ininterrumpido de Suroeste, además de comprar más tiempo para estudiar la forma de recuperar parte del resto del país a partir de la estrategia del centro a la periferia. La primera línea de la actualidad se ejecuta justo al norte de Sarkha, un pequeño pueblo a 13 km al Suroeste de Yabroud que ha sido fuertemente bombardeado.

El dato del día: La Fuerza Aérea de Siria (FAS) no ha eliminado formalmente sus MiG-25 y la mayoría de ellos simplemente no volaba porque el escaso combustible se necesitaba en otro lugar. Como sus flotas de Su-22, Su-24 y MiG-23 están gastadas por su uso frecuente y visitas esporádicas por las defensas aéreas insurgentes, la FAS ha comenzado a utilizar cada vez más aeronaves menos adecuadas para el papel aire -tierra -como los MiG-23MF/ML y MiG-29-. Un video difundido por un grupo rebelde del 08 de agosto 2012 sugirió que algunos MiG-25 podrían estar en funcionamiento en la Base Aérea de Tadmur (Palmira), a 60 km al Este de Tiyas; el video mostraba a dos MiG-25PD/PDS interceptores aparentemente activos y un MiG-25PU en la pista de una base del grupo identificado como Tadmur. Esta afirmación fue confirmada por los dos videos publicados en marzo, ambos mostraban un solitario MiG- 25 volando sobre Uqayribat, una ciudad a 60 km al norte de la Base Aérea de Tiyas y un poco más lejos de Tadmur.



lunes, 7 de abril de 2014

El gobierno de los primos



Hilal Al-Assad, comandante de Fuerzas de la Defensa Nacional (FDN) Al-Difa Al-Watani y primo del presidente Bashar Al-Assad, murió en Al-Mushrefeh cerca Kassab al norte de la ciudad de Latakia, cuando se encontraba luchando contra los grupos islámicos rebeldes. Un amplio abanico de milicias anti Al-Assad, mayoritariamente compuestas por extranjeros, lanzó un ataque sorpresa llamado “Al-Anfal”, que fue seguido por una segunda ofensiva llamada “Umahat al- Mu'minin”; los ataques fueron lanzados cerca de la frontera con Turquía en un área que estaba mal defendida y permitió la toma de Kassab. Las fuerzas gubernamentales han podido retomar un punto estratégico -el Observatorio 45- pero sin grandes avances en la zona, y la muerte de Hilal recordó a todos en Latakia que la muerte y el peligro están en la puerta, más cerca de lo que nadie había pensado.

Prácticamente todos los demás comandantes de las FDN -hay uno por provincia- son funcionarios militares de carrera, por lo general en el rango de coronel o general de brigada, pero a pesar que la rama de Latakia es una de las ramas más importantes, Hilal Al-Assad no era un militar y estaba al mando de las oficinas locales de viviendas para militares; en marzo de 2011, el gobierno sirio consideró necesario reforzar el su aparato con simpatizantes civiles , y Suleiman Al-Assad –el veinteañero hijo de Hilal- fue uno de los organizadores de los grupos paramilitares Shabiha que operan como fuerza de choque para el gobierno.

En comentarios sobre el 67 ° aniversario de la fundación del partido Baa’th, el presidente Al-Assad señaló que “El proyecto del Islam político ha fracasado y no debe haber ninguna mezcla entre el trabajo político y religioso (…) El gobierno continúa con el proceso de reconciliación, porque lo que nos interesa es poner fin al derramamiento de sangre y la destrucción de la infraestructura”. Estos comentarios se fundamentan en las sucesivas victorias de las fuerzas gubernamentales en la región fronteriza de Qalamoun, con la ciudad de Yabroud en su centro, donde unos 10.000 rebeldes islámicos liderados por el líder del Frente Islámico, Zahran Alloush, fueron expulsados de la zona y se bloquearon sus ofensivas en el Norte y en la región del Gran Damasco.

Que líder de Al-Qaeda, Ayman Al-Zawahiri, haya exhortado a sus combatientes a averiguar quién mató a su principal representante en la guerra en Siria, Khaled Al-Suri, luego que dos atacantes suicidas en Aleppo se inmolaron en el interior de base rebelde es una señal que las fuerzas opositoras están debilitadas. En la actualidad, cientos de acciones militares se producen cada día en 12 de las 14 provincias sirias, y ellas se están sucediendo cada vez más con éxito por lo que la victoria de Al-Assad será completamente segura cuando sus fuerzas toman el control de la zona de Damasco a Aleppo, de una vez por todas. Mientras, Bashar Al-Assad está preparando silenciosamente el terreno para la celebración de elecciones a principios del verano sirio para ganar otro mandato de 7 años, en medio de la destrucción las elecciones presidenciales puede parecer imposible, pero funcionarios sirios insisten en que se llevarán a cabo a tiempo ya que la elección es fundamental para la representación del conflicto en la escena internacional del gobierno sirio.

El cambio de atmósfera en Damasco es inconfundible. El auge de los bombardeos ya no domina los días y las noches, las tensiones sobre la seguridad están disminuyendo y aunque los puestos de control se mantienen en todas partes, los guardias están relajados. Las fuerzas gubernamentales limpian los últimos bastiones insurgentes a lo largo de la frontera libanesa, que aseguran el corredor estratégico desde Damasco a la costa alawita, el mensaje del gobierno es claro: estamos ganando, y podemos ser magnánimos y trata de ofrecer lo que llaman una reconciliación arrepentidos opositores (y algunos están aceptando). Pero la relativa tranquilidad puede ser engañosa, bajo una calma impuesta por la fuerza militar, el asedio y el hambre, el escenario parece decidido por un período inestable de un conflicto prolongado que puede explotar de nuevo meses o años después; el resentimiento y la desconfianza arden en todos los lados y el país sigue dividido entre las áreas bajo control del gobierno y las que siguen en poder de los rebeldes mientras que en Damasco, la represión de los focos opositores tranquilizó la situación.

Aunque el padre de Hilal Al-Assad, Anwar, era un medio del ex presidente Hafez se trata de una muerte en la familia presidencial y es uno de las muy pocas bajas sufridas dentro de ésta. La muerte en junio de 2012 del Gral. Assef Shawkat -Viceministro de Defensa, ex Jefe de la Dirección de Inteligencia Militar y marido de Bushra, hermana de Bashar- fue un golpe importante, pero la élite central de miembros de la familia parece haber sobrevivido relativamente ilesa de la guerra y es un dato importante para la estabilidad del régimen en un Estado donde la familia es mucho más importante que los títulos oficiales o prerrogativas constitucionales. 

El personalismo del Estado en Siria tiene como máximo ejemplo a Hafez, y luego a Bashar, demostrando que el verdadero poder radica en la red de lazos familiares más que en los Ministerios o cuarteles; la lealtad familiar actúa como un núcleo sólido para el régimen y le ayuda a evitar los riesgos de un golpe interno, como le sucedió a Mubarak en Egipcio. El punto será como el gobierno sirio hará para movilizar una reconciliación nacional no impuesta a la fuerza, sin perder su control del Estado.




lunes, 31 de marzo de 2014

Turquía declara la guerra a Siria


Las artillería turca dispararon contra Siria después de un cohete sirio dañó una mezquita en la provincia fronteriza de Hatay. Junto con el cohete, tres obuses de mortero del régimen golpearon Hatay, durante los combates en la frontera con la provincia siria de Latakia, entre las fuerzas del régimen y los rebeldes en el pueblo Kasseb. Mientras que los obuses de mortero impactaron en los campos, el cohete chocó contra la pared de la mezquita Haci Bilal en la localidad de Yayladagi cerca de un campo de refugiados, resultando herida una mujer siria; el gobernador de la provincia de Hatay emitió un comunicado explicando los detalles de los ataques y dijo que "de acuerdo con el cambio en las reglas de combate, la artillería en la frontera respondió de igual, hacia la zona de la que fue disparado el cohete".

Las tropas del Ejército sirio recuperaron una posición clave en la provincia costera de Latakia costera. Según la televisión estatal, "Las unidades del Ejército sirio tienen control total del Observatorio 45, en el Norte de la provincia de Latakia y siguen combatiendo a los grupos terroristas." El Observatorio 45 es una colina estratégica que domina varias áreas habitadas por la comunidad alawita, secta religiosa a la que pertenece el presidente Bashar Al-Assad. Hoy por primera vez, las fuerzas de la oposición lanzaron cohetes Grad contra el aeropuerto Bassel Al-Assad - instalación civil que lleva el nombre de un hermano fallecido del presidente- y esto marca un cambio en la estrategia rebelde, después de una serie de pérdidas en la provincia de Damasco, han cambiado su enfoque hacia Latakia donde las milicias del ejército y partidarios del régimen se han unido para defender la zona.

El ministro de Información sirio, Omran Al-Zoubi, criticó a Turquía acusándola de enviar combatientes extranjeros a través de la frontera para luchar contra las tropas del gobierno sirio en Latakia. Horas después de los comentarios de Al-Zoubi, Turquía dijo que su artillería disparó contra territorio sirio en represalia por un cohete que alcanzó una mezquita en una ciudad de la frontera turca. El Primer Ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en un discurso después que su partido obtuvo una victoria aplastante en las elecciones locales, dijo que "Siria se encuentra actualmente en un estado de guerra contra nosotros"; una semana antes Erdogan señaló que Turquía con sus propios aviones F-16 había derribado un avión de combate sirio por violación del espacio aéreo turco durante una misión de bombardeo a los rebeldes cerca de la frontera.

El Partido AK de Erdogan ganó cerca del 46 % de los votos en todo el país, pero en Hatay el opositor CHP ganó por más de 18 puntos, cuando hace 5 años atrás estaban ambos empatados en el 40%. Los residentes turcos en la frontera sienten que son castigados por el gobierno de Erdogan con sus políticas que desestabilizaron la sociedad, destrozaron la economía, trajeron oleadas de refugiados y los combatientes rebeldes y radicales visto mezclan entre ellos; los críticos de Erdogan , especialmente la gran comunidad musulmana aleví de Hatay , dicen que la política de puertas abiertas en la frontera ha alimentado la sensación que Hatay es una zona de guerra y ha ahuyentado a los turistas que tanto se necesitan. Turquía abrió su frontera para dejar entrar a unos 900.000 refugiados sirios, construyó campamentos para albergarlos y dio paso libre a Siria a las filas rebeldes armados, que ahora están dominadas por los islamistas de línea dura.

Pero el hecho significativo más trascendental fue que el Primer Ministro Erdogan haya declarando que Turquía está en guerra con Siria, ya que tal declaración es un problema en el sentido legal. La afirmación de Erdogan, sobre la declaración de guerra contra Siria, no se ajusta a la legislación nacional o de los principios del Derecho Internacional debido a que no hubo un ataque que active los mecanismos de la legítima defensa; el Parlamento turco aprobó una moción del gobierno para renovar el mandato de enviar tropas a Siria en caso de un posible ataque, y la moción fue aceptada por el Parlamento en 2013 por 320 a favor y 129 en contra después que proyectiles de mortero sirios mataron a 5 civiles en el pueblo fronterizo de Akçakale. Pero entonces, el gobierno turco dijo que no tenía intención de ir a la guerra con Siria, aunque la culpó por el incidente.

De acuerdo con el Derecho Constitucional de Turquía, la única autoridad que puede declarar la guerra a otro Estado es el Parlamento, y la mayoría de las mociones aprobadas por el Parlamento para el envío de tropas turcas al extranjero son para misión que están en línea con el normas del Derecho Internacional. Las declaraciones de Erdogan pueden no tienen ninguna validez legal, pero marcan el estado de ánimo que impera en Ankara sobre la situación de Siria. 



viernes, 28 de marzo de 2014

Volando con Bashar


Los rebeldes tomaron el control de Kassab, después de lanzar un ataque dos días antes, en la provincia de Latakia. Los rebeldes son de una gran variedad de grupos conservadores e islámicos - incluyendo a Jabhat Al-Nusra- y los enfrentamientos desplazaron a la mayor parte de los aproximadamente 2.000 residentes hasta la ciudad de Latakia, vaciando un pueblo que contaba con una iglesia católica, ortodoxa y protestante. La provincia tiene una antigua presencia armenia, pero es mejor conocida como un bastión de apoyo al presidente Bashar Al-Assad. Es su hogar ancestral y la de los seguidores de la secta alawita, una rama del Islam chita, que él pertenece.

El Ejército Libre de Siria (ELS) ha tenido problemas para convencer a las minorías que van a protegerlos, ya que algunas facciones disidentes pro Al-Qaeda, como el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS),que imponen una versión de línea dura del Islam en el territorio que capturan e incluso han protagonizado hechos de vandalismo iglesias. El ELS es más secular y está respaldado por Occidente junto a los Estados del Golfo, y más recientemente volvió sus armas contra ISIS. Kassab era el último paso de la frontera sirio-turca en poder del gobierno, de acuerdo con los rebeldes. 

El Portavoz de la Cancillería de Egipto, Badr Abdel-Ati, dijo en un comunicado de prensa que Egipto está en contacto con las distintas facciones de la oposición siria instándolos a unificar su postura, haciendo hincapié en que una solución política es el camino a seguir en Siria y no el militar. Abdel-Ati dijo que el Ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Nabil Fahmy, se reunió con su homólogo saudí, Saud Al-Faisal, en la Cumbre de la Liga Árabe en Kuwait a principios de semana para discutir el tema. Mientras que el presidente egipcio derrocado, Mohammed Morsi, respaldaba abiertamente a los rebeldes y llamó a los egipcios a unirse a la batalla contra Al-Assad, las actuales autoridades egipcias parecen oponerse al movimiento rebelde y temen una propagación de los focos de insurgencia armada principalmente en el Sinaí.

El dato del día fue el anuncio de la creación de Kinda Airlines, la nueva compañía aérea de Siria que planea iniciar vuelos desde el aeropuerto de Damasco Internacional y la ciudad costera de Latakia. Su objetivo es volar a más de 10 destinos dentro de un año, entre ellos a Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Irak, Líbano y Jordania. Esmail Sharaf, Vice Gerente Comercial, dijo que la compañía había registrado un Boeing 737-400 de Jordan Airlines y que firmó un contrato por un Airbus 320 con Aeolus Air, una compañía registrada en Gambia y con oficinas en los Emiratos Árabes Unidos.

Pero lo más inquietante de la relación de los rebeldes con Turquía son las fugas de información. El jefe de la Inteligencia turca discute una posible intervención militar en Siria con líderes del Ejército y políticos, días después sus palabras se difunden en Internet para que todo el mundo escuche.

Esta fuga de Inteligencia parecía destacar una verdad inquietante para el Primer Ministro Tayyip Erdogan: que Turquía ya no se puede mantener incluso en secreto la planificación de seguridad de alto nivel, a pesar de su purga de miles de funcionarios como parte de un esfuerzo de la raíz a cabo una red encubierta de los enemigos a los que acusa de tratando de sabotear el Estado y derrocarlo. La filtración de este tipo de material sensible también podría elevar la alarma entre los aliados de la OTAN, que ven en Turquía un actor con una posición crucial en el borde de Occidente y Oriente Medio. Las conversaciones telefónicas entre Erdogan y su familia han sido interceptadas, por lo que las llamadas de líderes extranjeros también pueden estar en manos desconocidas.

En la reunión puntualmente se discutió la posibilidad de enviar fuerzas a través de la frontera con Siria para proteger la tumba de Suleyman Shah, abuelo del fundador del imperio otomano, en un área en gran parte controlada por los islamistas militantes que luchan contra el gobierno sirio; Ankara se refiere a la tumba como territorio turco. Un diario turco de izquierda tituló "Voy a enviar a cuatro hombres, disparen ocho cohetes" en referencia a un comentario sobre la cinta atribuida al jefe de la Inteligencia turca, Hakan Fidan, y uno de los funcionarios más cercanos de Erdogan (que de ser necesario se podría enviar a cuatro hombres a Siria con ocho cohetes y fuego a la tierra vacía). Esa voz dijo el incidente podría ser utilizado para justificar la intervención turca.

Los funcionarios turcos son conscientes que cualquier participación en Siria sería muy impopular entre los votantes turcos y sostienen que la cinta es auténtica pero fue manipulada en algunos lugares. Su difusión por radio y televisión está prohibida en Turquía y el gobierno ordenó que sea bloqueada en YouTube. El clima político turco está enrarecido por las elecciones municipales del domingo y que pondrán a prueba la popularidad de Erdogan tras el escándalo de la corrupción y la represión contra las protestas estudiantiles; además Erdogan emprendió una disputa con Gülen, quien es considera como responsable de las escuhcas.

El éxito de los rebeldes en Kassab es más simbólico que militar. A lo largo de la frontera con Turquía, las ciudades sirias siguen siendo vulnerables a los ataques desde Turquía, y todo hace sospechar que Ankara está colaborando de alguna manera ya que los rebeldes no tienen líneas propias de reabastecimiento en esa región de Siria. Esta es, al menos, la segunda vez que los rebeldes islamistas han tratado de crear una distracción en Latakia, con el último fracaso no tuvieron el impacto moral deseado en los combates y esta operación pone de relieve el carácter crítico de Turquía para la supervivencia de los esfuerzos de los rebeldes del Norte.

A medida que el conflicto sirio entra en su cuarto año, resulta cada vez más evidente que los rebeldes están perdiendo la guerra. El Ejército sirio, se consideró al inicio de los combates que estaba mal equipado y sin la cohesión necesaria, pero está logrando una interesante serie de victorias. Obvio que no está solo, Hezbollah e Irán hacen su parte también.

El presidente Al-Assad ha sobrevivido, en gran medida, debido a las luchas internas de la oposición y a la desorganización en las filas rebeldes –desde los nacionalistas a los yihadistas- sumada también la sensación de cansancio, que ha llevado a muchos rebeldes a depongan las armas y volverse en contra de la lucha. La llegada de los islamistas radicales es otro factor que sirvió para desmoralizar más aun las filas rebeldes, y le dio a Hezbollah el pretexto que necesitaba para colaborar activamente con el gobierno sirio.

Siria se ha transformado en un tablero geopolítico multifacético, con los combatientes de sunitas y chiitas enfrentados, Israel-Arabia Saudita virtualmente aliados contra Al-Assad, yihadistas de todo el mundo que ven a Siria como un campo de entrenamiento y Rusia-Irán cada uno persiguiendo sus propios intereses estratégicos. En este contexto, la sensación instalada es la misma que al principio de la guerra: Al-Assad, pero todos preferimos este gobierno durante los islamistas, eso es seguro.





martes, 25 de marzo de 2014

Siria y la Liga Árabe: más que una silla vacía


Con el proceso de paz palestino-israelí estancado y la guerra civil de Siria en su cuarto año, se inauguró la 25º Cumbre de la Liga Árabe en Kuwait. La Cumbre de dos días se celebra en medio de la profundización de las divisiones entre los Estados miembros, pero todos coincidieron en la condena de lo que describieron como la agresión de Israel contra Palestina y el derramamiento de sangre en Siria. El Secretario General de la Liga Árabe, Nabil Al-Arabi aplaudió los esfuerzos de EE.UU. para forjar la paz en la región, pero culpó a la expansión de los asentamientos israelíes y otras políticas por el estancamiento; Al-Arabi señaló que las naciones árabes se verían obligadas a mirar a lo que él llamó "formas no tradicionales de resolver el problema", pero sin embargo, no dio más detalles.

El Emir de Kuwait, jeque Sabah Al-Ahmad Al-Sabah, advirtió sobre los "enormes peligros” que deparan los problemas regionales e instó a los líderes árabes a resolver una larga lista de conflictos que complican la zona como la guerra civil de Siria y la lucha política en Egipto. La Cumbre anual de la Liga Árabe también escuchó un llamado del mediador de paz de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi, quien pidió que se ponga fin al suministro de armas; Brahimi no nombró a los proveedores, pero se cree que Arabia Saudita y Qatar son los principales proveedores de la ayuda militar a los rebeldes sirios mientras que Irán es la principal potencia regional que respalda al presidente Bashar Al-Assad.

El jefe de la Coalición Nacional de Siria (CNS), Ahmad Al-Jarba, criticó la decisión de la Liga Árabe de restringirle a la oposición ocupar el asiento de Siria en la Cumbre. El CNS, que fue aprobado inicialmente para reemplazar al gobierno del presidente Al-Assad como representante sirio dentro del bloque de 22 miembros, se le negó ese derecho después de las reservas de Líbano, Irak y Argelia. Al-Jarba dijo" Déjenme decirles, con toda franqueza, que el mantenimiento de asiento de Siria vacío en medio de la Cumbre envía un mensaje claro a Al-Assad que él puede matar, y que el asiento va a esperar por él mientras resuelve su guerra."

Al-Jarba además pidió que se provea a los rebeldes de la oposición con misiles antiaéreos, afirmando que ningún avance político sería posible si no hay un "progreso militar en el suelo”. El llamado de Al-Jarba se produjo durante una reunión el lunes, con Brahimi en Kuwait, y durante el encuentro Al-Jarba culpó al régimen sirio por el "fracaso" de las conversaciones de Ginebra. En un comunicado posterior se consignó que "El comportamiento grosero de la delegación del régimen en las conversaciones, ha cerrado todas las puertas a cualquier solución política que se necesita para poner fin al sufrimiento del pueblo sirio".

El Ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Khalid bin Mohammed Al-Attiyah, sostuvo que su país va a "seguir su propio camino (…) La independencia de su política exterior simplemente no es negociable". Qatar es aliado de EE.UU., además alberga una de las mayores bases militares norteamericanas en el extranjero, pero en los últimos años ha desempeñado un papel fuera de lo tradicional en los asuntos árabes , encabezando los esfuerzos para resolver la crisis siria y mediar en algunos de los conflictos internos de Sudán. Pero Arabia Saudita, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos se quejan de Qatar, alejándolo de inmiscuye en sus asuntos internos al apoyar la oposición -la Hermandad Musulmana en el caso de Arabia Saudita y los Emiratos y los rebeldes chiitas en Yemen- y quieren Qatar se asegure que sus envíos de armas a los rebeldes sirios no terminarán en poder de los terroristas.

El presidente de EE.UU, Barack Obama, tratará de responder a las preocupaciones de Arabia Saudita –un descuidado aliado árabe- cuando visite a Riad el viernes, meses después que los líderes sauditas se opusieron al creciente acercamiento entre Washington y Teherán. Obama, en su primer viaje desde el año 2009, llegará a Riad después de una inusual disputa pública para encontrar un terreno común sobre la guerra civil siria y el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Aunque EE.UU. ya no es un gran importador de petróleo saudita, Riad sigue siendo un aliado importante para Washington por su cooperación en la lucha contra Al-Qaeda y su influencia sobre otros Estados árabes.

El Príncipe heredero saudita Salman pidió un "cambio de la correlación de fuerzas en el terreno en la guerra civil de Siria” ya que la crisis había alcanzado proporciones catastróficas y se necesita de más apoyo para los rebeldes que luchan para derrocar al presidente sirio Bashar Al-Assad.

Los sauditas tienen mucho que ver con la forma en que el gobierno de Obama ha manejado y continúa manejando las cuestiones regionales del Medio Oriente. El verdadero núcleo del problema sigue siendo Irán, el cual es percibido como una fuente de conflictos para los intereses sauditas –desde Iraq, Siria, Líbano a la confrontación sunita vs chiitas- pero que afecta tangencialmente a Washington, luego del inicio de las negociaciones; Riad ha criticado la renuencia de Washington para atacar al régimen sirio luego del incidente con las armas químicas del año pasado y por su “baja cooperación” con los rebeldes. 

Que el Príncipe heredero haya señalado que "La resistencia siria legítima ha sido traicionada por la comunidad internacional y fue presa fácil de las fuerzas del tirano, Siria se ha convertido en un campo de batalla abierto a los asesinatos y a la destrucción, llevada a cabo por un régimen inicuo con la participación de los extranjeros y terroristas armados que vienen de todas partes (…) Esto debe ser resuelto con el fin de enviar un fuerte mensaje a la comunidad internacional para que cambie su actitud hacia Siria".

Irán ha insistido continuamente que una solución política para Siria debe ser una solución siria en su naturaleza y en base a la votación directa y la voluntad del pueblo sirio. Una decisión fuera de Siria sólo puede ser legítimo y creíble si está directamente validado por el pueblo de Siria. Algunos de los partidos que utilizan la fuerza militar para desalojar al gobierno sirio están tratando de ejercer presión política - en la forma de soluciones políticas propuestas en Ginebra - y tomar decisiones por el pueblo sirio. Estos intentos revelan su falta de comprensión de las realidades sobre el terreno y su ignorancia de las complejidades de la sociedad siria. Pero también delatan la intencionalidad de Irán por legitimar los abusos del gobierno sirio en la marcha de la guerra civil.

Pero el cansancio o indiferencia no es lo mismo que el realismo. Después de Irak, Afganistán y la guerra contra el terrorismo de la administración Bush el público norteamericano demandó una política extranjera pasiva de represalias y un enfoque en las preocupaciones nacionales; la administración Obama ha cumplido con estas demandas al pie de la letra, aunque su política haya conducido al fracaso y debilitamiento de las relaciones con sus aliados regionales. La pérdida de liderazgo mundial, a manos de actores regionales -algunos enemigos- pero más decididos, ha provocado situaciones incómodas para EE.UU. como la tolerancia de crímenes contra la humanidad en nombre del realismo.

Human Rights Watch denunció que imágenes de satélite mostraron 340 sitios controlados por la oposición en Aleppo fueron afectados, entre principios de noviembre y finales de febrero, por un daño que parecía "muy en consonancia con la detonación de bombas no guiadas altamente explosivas." El Consejo de Seguridad deberá responder, ya que el gobierno sirio ignoró una resolución del mes pasado para frenar el uso indiscriminado de armas, en las zonas pobladas. Frente a este desprecio por las vidas civiles –y la Resolución del Consejo- ningún Estado ha mostrado interés por denunciar a Siria ante el Consejo de Seguridad para que remita el caso a la Corte Penal Internacional.