miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿EE.UU. negocia con los grupos islámicos?



Ayudado por un aluvión de ofertas de Rusia y China, así como EE.UU. y los países europeos, la OPAQ reveló hoy los detalles del esfuerzo multinacional para trasladar los agentes tóxicos fuera del país pero advirtió que el programa sufrido retrasos. Con la eliminación se inicia una nueva etapa en el programa que Rusia y EE.UU. acordaron en septiembre; a pesar de las dudas iniciales acerca de la cooperación que se podría esperar de gobierno sirio, los inspectores internacionales han confirmado que Siria ya ha destruido los medios de producción de las armas químicas y las municiones para la entrega de ellos. En una operación que sería sensible en cualquier circunstancia -y se convierte en particularmente peligrosa cuando es realizada en medio de una guerra civil- el gobierno sirio será responsable de empacar, transportar y proteger los convoyes que llevarán los agentes químicos de 12 sitios en el país hasta Latakia, de acuerdo con el plan de OPAQ.

Las armas químicas serán sacadas del país por los camiones blindados rusos, antes de ser destruidas, al puerto de Latakia para su embarque en buques daneses y noruegos hasta un puerto italiano para que luego sean cargados en un buque de la Armada de EE.UU. para ser destruidos; según la OPAQ, se estaban "haciendo progresos contra todos los pronósticos”, sobre la fecha límite fijada para el 31 de marzo de 2014 para destruir las armas químicas y todos los productos químicos para el 30 de junio de 2014.

Rusia está dispuesta a proporcionar seguridad en el puerto sirio de Latakia y en aguas sirias, mientras que el arsenal de armas químicas está siendo destruido. La agencia de noticias Itar-Tass citó a Vasily Titushkin, representante de Rusia en la OPAQ, quien dijo que "Rusia tiene que garantizar la seguridad de Latakia y las aguas territoriales de Siria durante la operación de destrucción de las armas químicas." Rusia ha dicho que planea proporcionar vehículos y ayuda para el transporte de las armas químicas a Latakia; el Ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, conformó que la marina rusa está dispuesta a escoltar a los buques que transporten el arsenal químico.

Italia anunció que permitirá la utilización uno de sus puertos como zona de espera para transferir armas químicas de los buques daneses y noruegos al buque Cape Bay de EE.UU.; la Fragata noruega HNoMS Helge atracada en Chipre escoltará los buques de carga que transporten armas químicas sirias. No está claro que puerto italiano se utilizará, pero esta decisión quita un escollo para la OPAQ ya que se necesitaba un puerto de transferencia para las 500 toneladas métricas de sustancias químicas -incluyendo gas mostaza y los componentes de sarín y VX-para ser neutralizadas en alta mar por medio de una nave norteamericana.

Aviones del gobierno sirio lanzaron hoy barriles cargados de explosivos en al menos cuatro barrios de la oposición en Aleppo, por cuarto día de decididos ataques aéreos; el asalto aéreo del gobierno ha desbordado las instalaciones médicas locales, ya sobrecargadas, según advirtió Médicos Sin Fronteras. Se dijo que los hospitales están luchando para hacer frente a la afluencia de heridos y que las instalaciones se están quedando sin medicamentos y suministros médicos.

Los rebeldes islamistas que luchan en Siria han rechazado la propuesta de EE.UU. para sentarse y hablar, según lo informó dijo el enviado Robert Ford. En una entrevista con la cadena Al-Arabiya -un día después que el Secretario de Estado, John Kerry dijo que las negociaciones podrían tener lugar- Ford señaló que "El Frente Islámico se ha negado a sentarse con nosotros y sin dar ninguna razón (…) Estamos dispuestos a sentarnos con ellos porque hablamos con todos los partidos y grupos políticos en Siria."

Cualquier compromiso público con los EE.UU. podría poner al Frente Islámico en un curso de colisión con el poderoso Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS), algo que el Frente no desea. Por otra parte, el Ministerio de Exteriores de Siria dijo en un comunicado que el diálogo con el Frente Islámico contradice los compromisos de EE.UU. para combatir el terrorismo, así como "las promesas internacionales que las organizaciones terroristas no se les da la oportunidad de participar en la conferencia de Ginebra".

Estos acontecimientos ponen de relieve la dificultad de Washington para el diálogo con los las facciones rebeldes. A menos de cinco semanas para que las conversaciones de paz de Ginebra 2, no está claro quién irá por la oposición y el verdadero alcance de la representación de éstos; el Frente Islámico ha eclipsado al moderado ELS, el cual es dirigido formalmente por el Consejo Militar Supremo (CMS) y que es respaldado por las potencias occidentales y árabes. El Frente Islámico ha rechazado la autoridad del CMS y la semana pasada tomó el control de sus depósitos de armas en el Norte de Siria. 

¿Qué hacer cuando el grupo que se estuvo respaldando pierde influencia? Esa es la pregunta que se hacen los partidarios occidentales de la Coalición Nacional Siria (CNS), el paraguas de grupos opositores que pretende representar la principal corriente de la oposición política , y a su brazo armado de las milicias rebeldes aliadas, conocido como el Ejército Libre de Siria (ELS). A medida que los yihadistas crecen en fuerza, algunos funcionarios occidentales están comenzando en silencio a defender su compromiso con Bashar Al-Assad, presidente de Siria, mientras que otros piensan que el único camino que queda es trabajar con los islamistas que rechazan a los extremistas, pero que sin embargo se niegan a ser parte de la Coalición respaldada por Occidente. Con las negociaciones de Ginebra 2, previstas para el 22 de enero, los gobiernos occidentales siguen dándole vueltas a las facciones militares y los diplomáticos no están seguros de donde están parados dentro del conflicto sirio.

Mientras se resuelve quienes representarán a la oposición y a los rebeldes de Siria en Ginebra 2. Rusia sigue con su idea de incluir a otros grupos, además de la Coalición Nacional, pero el gran debate gira en torno a la participación –o no- de Irán y Arabia Saudita. Mientras que el primero apoya al gobierno sirio y no se confirmó su presencia, los sauditas que financian al Frente Islámico, estarán allí. Sin estos actores, cualquier negociación que se inicie en Ginebra 2 estará condenada al fracaso, ya que sin ambos Estados son los principales apoyos de los bandos en con



1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Los rebeldes del ELS estan muertos y no pueden ser resucitados jamas. Era una muerte anunciada y desde ahora la lucha será contra los yihadistas hasta el final. Llegaremos a Yabrud este fin de mes. Luego tomaremos la parte de Alepo que está en manos de las ratas y luego Raqqa. Tomados estos, no habra nada que hacer a las ratas y es cuestion de tiempo en que seran aniquiladas para mayor gloria al higado del seudo principe Bandar.