martes, 3 de diciembre de 2013

ONU: evidencia apunta a Al-Assad por crímenes de guerra



Según informó la OPAQ, EE.UU. se ha ofrecido oficialmente para eliminar las sustancias más peligrosas del arsenal químicas de Siria y el resto será destruido por empresas privadas certificadas. El Director General de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, afirmó que las sustancias más tóxicas serán eliminadas en el barco Cape Ray, especialmente equipado, en aguas neutrales en el mar Mediterráneo; Uzumcu dijo que alrededor de 35 empresas privadas habían expresado su interés en la destrucción de una parte del arsenal de armas químicas de Siria y que 28 empresas han presentado solicitudes oficiales para eliminar cerca de 800 toneladas de productos químicos y 7.7 millones de litros de residuos líquidos.

Sigrid Kaag, jefa de la misión internacional que supervisa la destrucción de las armas químicas sirias, expuso algunos detalles logísticos sobre todos los productos químicos primero serán empaquetados y transportados desde varios sitios dentro de Siria al puerto de Latakia; allí serán cargados en buques de propiedad de otros miembros de la OPAQ para luego ser dispuestos en los barcos estadounidenses que los destruirán.

En Ginebra, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, dijo que una investigación sobre los crímenes de guerra durante la guerra civil en Siria implica al gobierno del presidente Bashar Al- Assad. Pillay dijo a los periodistas que "La evidencia indica que la responsabilidad al más alto nivel de gobierno, incluido el jefe de Estado (…) Pero la lista de los nombres seguirá sellada hasta que se proporcione una investigación creíble (…) Podría haber una investigación nacional o internacional de investigación. " El anuncio parecía apuntar a los más altos niveles del gobierno sirio, mientras que al mismo tiempo, se detuvo justo antes de eso. Pillay señaló que incluso ella no puede quitar el sello de las listas confidenciales recopilados por el órgano de investigación de cuatro miembros -dirigidos por el experto brasileño Paulo Piñeiro-e insistió que ella sólo había repetido lo que los investigadores habían dicho.

El panel de investigadores, al que no se le ha permitido entrar en Siria, ha reunido información de los refugiados sirios y de otras fuentes, compilando listas de nombres de personas, unidades militares y agencias de Inteligencia implicados en abusos contra los DDHH cometidos en gran escala desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011. En febrero de 2012, el panel encontró "motivos razonables para creer que los individuos particulares, incluidos los comandantes y funcionarios en los más altos niveles de gobierno asumieran la responsabilidad por crímenes de guerra y violaciones graves de los DDHH" El panel también constató que los grupos rebeldes estaban implicados en crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, aunque en menor escala. Pero los miembros del panel, que incluyen a Carla Del Ponte, ex fiscal del Tribunal Penal, han evitado ir más allá en la identificación de cualquiera de las personas o incluso el número de nombres en sus listas.

Pillay dijo que se preocupa por encontrar el justo equilibrio en la determinación de cuánto tiempo mantendrá la información en secreto ya que las listas "pertenecen con razón a la gente que sufrió violaciones, pero también se deben mantener cerradas para preservar la presunción de inocencia hasta que las investigaciones judiciales adecuados se puedan llevar adelante. Cualquier acción judicial ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) será un largo camino ya que Siria no es un miembro del TPI, por lo que el Consejo de Seguridad deberá remitirle el asunto. El Consejo de ya lo hizo con el caso de Sudán en 2005, pero es poco probable que lo haga con el caso de Siria, ya que Rusia –principal aliado sirio- es uno de los cinco miembros permanentes del Consejo y vetará tal decisión.

Rebeldes yihadistas de Jabhat Al-Nusra asaltaron el convento ortodoxo Mar Thecla en el centro de Maaloula, informó la agencia oficial de noticias SANA. El informe agrega que los rebeldes tomaron a varias monjas en el convento como rehenes; fuentes de la oposición dicen que los militantes tomaron Maaloula después de cinco días de enfrentamientos mientras que las fuerzas sirias han recapturado la localidad de Qara y Deir Attiyeh y actualmente están luchando contra los rebeldes por el control de Nabak. Los rebeldes habían atacado Maaloula a principios de septiembre y capturaron algunas partes del pueblo pero fueron expulsados ​por las tropas sirias.

Los medios de comunicación estatales sirios dijeron que las monjas estaban bajo cautiverio en el monasterio griego ortodoxo de Mar Thecla. El Enviado del Vaticano, Mario Zenari, dijo que las 12 monjas habían sido llevadas desde Maaloula a Yabroud -unos 20 km al norte- y que el Patriarcado Ortodoxo Griego le había dicho que los hombres armados habían entrado en el monasterio en la tarde del lunes; activistas pro rebeldes dijeron que las monjas estaban a salvo y que la verdadera amenaza para ellas provenía de lo que describieron como “bombardeos aleatorios” del Ejército sirio sobre Maaloula. Se desconoce si las monjas fueron trasladadas por su seguridad o si permanecen secuestradas.

Conocida la información que los rebeldes incendiaron, saquearon y destruyeron las viviendas e iglesias en Maaloula, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria envió dos cartas idénticas al presidente del Consejo de Seguridad y al Secretario General de ONU donde "Hacemos un llamado al Consejo de Seguridad de la ONU para condenar estos actos de terrorismo en los términos más enérgicos, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a asumir sus responsabilidades y ejercer presión sobre los países que apoyan a estos grupos para que dejen de prestarles apoyo”.

En otras partes del país los combates continúan en medio de avances y retiradas. Los rebeldes tomaron un depósito de armas en la provincia de Daraa después de varios días de enfrentamientos, en los Altos del Golán, se informó de intensos combates en las áreas Khan Arnabeh y Sama Daniah. En esos choques, un mortero disparado desde el lado sirio de la línea de alto el fuego con Israel cayó fuera de la ciudad de Majdal Shams -en la parte ocupada por Israel de los Altos del Golán- y una portavoz del Ejército israelí dijo que también había habido disparos de armas pequeñas en el centro del Golán hacia las tropas israelíes durante la mañana y que "Las tropas respondieron al fuego”.

Helicópteros de la Fuerza Aérea Siria bombardearon Al-Bab, matando al menos a 30 personas, con “bombas de barril” improvisadas según las fuentes en la ciudad; una “bomba de barril” es un barril de petróleo lleno de explosivos y que es arrogado desde un helicóptero. El bombardeo de Al-Bab -unos 40 km al Noreste de Aleppo- se suma al avance de las fuerzas del presidente Al-Assad en el sureste de Aleppo que comenzó el mes pasado y podría ser el anuncio de una ofensiva terrestre mayor en la zona; el régimen está decidido a golpear la ruta de suministro de los rebeldes entre Al-Bab y Aleppo, en un intento por derrotar a los rebeldes en el Norte del país.

Los últimos enfrentamientos coinciden con una ofensiva del gobierno para asegurar otras ciudades en el camino de Damasco a la ciudad de Homs y al bastión alawita de la costa del Mediterráneo. El control de esa ruta ayudaría a asegurar el centro de Siria y también permitiría el paso seguro para cientos de los agentes químicos que se deben a ser enviados fuera del país para su destrucción a finales del año. De hecho, los combates impidieron que Sigrid Kaag vaya por la ruta de Damasco al puerto de Latakia la semana pasada y debió viajar en helicóptero.

El dato del día: el número de muertos en la guerra civil de Siria ha aumentado a por lo menos 125.835. Más de un tercio son civiles -6627 niños muertos hasta el momento- y se estima que más de 100 personas mueren cada día, a pesar que la cifra de muertos en los últimos días ha sido el doble; cerca de 500 militantes chiitas extranjeros han muerto luchando con el Ejército sirio –la mitad eran de Hezbollah- mientras que unos 27.746 rebeldes han muerto -incluyendo más de 6.000 clasificados como combatientes extranjeros o desconocidos- pero se estima que la cifra de rebeldes muertos llega a por lo menos 40.000, pero esos casos no se documentaron lo suficientemente bien. Del lado oficial se estima que hay 50.430 muertos, entre las FFAA sirias y las milicias locales que apoyan a Al-Assad, pero ese número también era probablemente mayor debido a los problemas para documentarlos.

Estas condiciones distan mucho de ser las ideales para una conferencia de paz. La oposición política sigue irremediablemente dividida y el poder real lo detentan los rebeldes islamistas que no quieren ningún acuerdo, ya que sospechan que eso mantendría al presidente Al-Assad en el poder indefinidamente; por parte ONU acusa indirectamente al presidente sirio de crímenes de lesa humidad y de guerra pero aguardará “nuevas investigaciones” para confirmar esa acusación. Del lado oficial, el acuerdo con Irán levantó la moral y la posibilidad de una renuncia es más remota que en marzo de 2011.

El flamante Frente Islámico no va a participar, la CNS lo hará pero sin mayores expectativas, el Consejo Militar Supremo del Ejército Libre de Siria no sabe aún qué hará y el resto de los opositores-rebeldes no suman poder para inclinar la balanza en las negociaciones. Dentro de la ecuación regional, Irán y Al-Assad son los grandes ganadores. 




1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Que tomaron un deposito de armas en Daraa?. Que imaginación mas grande tiene usted señor Bazán. Ningún depósito de armas allí fue confiscado por las ratas. Deje de ser parcial, no reciba mordidas de los sauditas y deje de mentir. Pinocho a la par suya es cualquier cosa.