lunes, 14 de julio de 2014

El ISIS vuelve a Siria


La única noticia positiva del conflicto sirio es que, a pesar de las objeciones del gobierno de Siria, el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la autorización para que los convoyes transfronterizos de ayuda de emergencia lleguen a millones de civiles sirios en las zonas controladas por los rebeldes, sin la aprobación previa de las autoridades sirias. La resolución significó una rara unanimidad entre los miembros del Consejo de Seguridad sobre la manera de hacer frente a la guerra civil en Siria, y supone ayuda para unos 5 millones de civiles que se encuentran aislados por las fuerzas estatales. Bajo esta resolución, los organismos de ONU y otros grupos de ayuda, están autorizados a usar 4 rutas internacionales -2 en la frontera con Turquía, 1 en Irak y 1 en Jordania- para transportar la ayuda de emergencia y se requerirá que las autoridades sirias sean notificadas de la naturaleza de las cargas pero no tendrían el control de las entregas.

Los enfrentamientos entre los rebeldes sirios y Hezbollah, en la frontera con Líbano, dejaron al menos a 7 combatientes de Hezbollah y a 16 rebeldes muertos. Los enfrentamientos comenzaron el sábado en una zona demarcada de la frontera entre Qalamoun y Arsal, que es a menudo utilizada por los contrabandistas, los refugiados y combatientes; Arsal y el área a su alrededor son de mayoría sunita y los locales simpatizan con la rebelión siria contra el presidente sirio, Bashar Al-Assad. 

En abril de 2014, las fuerzas sirias apoyadas por Hezbollah, volvieron a tomar el control de la mayor parte de la región montañosa de Qalamoun. Pero los activistas sirios dicen que cientos de combatientes de la oposición se han refugiado en las cuevas y colinas en la zona, usándola como una base de retaguardia desde donde lanzan ataques dentro de Siria. El mes pasado, el Ejército libanés llevó a cabo redadas en el área, focalizada sobre los militantes con vínculos con "grupos terroristas", dijo el Ejército en un comunicado en ese momento.

Jordania, donde la CIA ha estado entrenando en secreto a rebeldes sirios durante más de un año, es reacia a acoger un programa de instrucción rebelde ampliado. La reticencia de Jordania, confirmada por cuatro funcionarios de EE.UU., es un revés potencialmente grave para la propuesta de la iniciativa del presidente Barack Obama de u$s 500 millones, anunciada en junio, para entrenar y armar a los rebeldes moderados luchan contra el gobierno sirio y los grupos yihadistas.

El rey de Jordania Abdullah se reunió con el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, el jueves pasado en Washington para sostener conversaciones que incluyeron a Siria, y aunque se negaron los detalles del encuentro, Jordania le dijo a EE.UU. que “quiere botas sobre el terreno". Por otra parte, si es aprobado por los legisladores, el fondo de u$s 500 millones para armar y entrenar a rebeldes no estará disponible hasta el 01 de octubre como muy pronto -o posiblemente meses más tarde- dependiendo de los posibles retrasos en el Senado y la Cámara de Representantes.

Jordania está investigando el asesinato del comandante rebelde Maher Rahhal, quien dirigió la Brigada Liwa Al-Mujahideen, recibió dos disparos en el distrito de Abu Nseir en Ammán. La opositora Coalición Nacional de Siria (CNS) condenó el asesinato en un comunicado publicado en su sitio web oficial, y dijo que tiene el gobierno de Al-Assad era responsable de este crimen.

El Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS) está la ofensiva en el Este y Norte de Siria. Si el grupo logra retomar el terreno perdido después que la mayoría de los otros grupos rebeldes le declararon la guerra contra en enero y febrero de 2014, es probable que esto refuerce su capacidad de resistencia en Siria. Y hay indicios de que el grupo podría finalmente consolidar su presencia en el Este y hacer incursiones en el Norte, especialmente en lo que parece estar siguiendo nuevas estrategias durante su último impulso. Además, el ISIS se ha centrado en las negociaciones, en lugar de sólo la fuerza bruta, lo que en gran parte explica sus éxitos notables en los últimos tiempos; si bien el ISIS ha atacado a unas pocas ciudades y pueblos en Deir Ezzor, tiende a hacerlo sólo con las ciudades que había atacado antes -como Khisham y Shuhail, fortaleza de Jabhat Al-Nusra- mientras que en otras aldeas y pueblos, el ISIS ha enviado emisarios a negociar un acuerdo en el que los combatientes locales rinden, jurar lealtad a Abu Bakr Al-Baghdadi y aplican la sharia.

El ISIS ha tomado el control de la parte controlada por los rebeldes en la ciudad de Deir Ezzor. Los combatientes de Jabhat al-Nusra y Ahrar Al-Sham se retiraron de sus bases en la ciudad, mientras que otros prometieron su lealtad al ISIS, por lo que el grupo yihadista controla el 95-98% de la provincia de Deir Ezzor mientras que el gobierno solo controla la mitad de la ciudad de Deir Ezzor, un puñado de aldeas y el aeropuerto militar.

Pero lo más grave es que Washington deberá apostar en esta vasta y dispersa oposición de 1.500 grupos y encontrar a los moderados entre los mismos. La aceptación de la tarea, con la complejidad y riesgos inherentes, se debe a la actitud estadounidense hacia el ISIS; ahora que el grupo yihadista amenaza al gobierno del PM iraquí, Nuri Al-Maliki, es un enemigo y debe ser atacado sin piedad. Pero cuando cruza la frontera, entre Irak y Siria, el ISIS se alinea con el objetivo norteamericano de un cambio de régimen en Siria. Mientras tanto, los grupos sunitas están peleando contra los que consideran regímenes apóstatas en Bagdad y Damasco. 

El dato del día: una serie de proyectiles de mortero disparados desde las Alturas del Golán, Siria, golpearon a Israel. En el pasado, Israel respondió con fuego de artillería e incursiones aéreas, la pregunta es ¿Tel Aviv abrirá ahora un nuevo frente en Siria?



1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

El ISIS esta muerto en Siria. No tiene nada que hacer. Aleppo esta caido es cuestion de tiempo que los dos o tres barrios de Aleppo caigan en manos del EAS en cuestion de un mes. En Raqqa la situacion ya comienza a calentar dado que el EAS está haciendo operaciones de comando para matar a los del ISIS. La situacion es tal que la IV Division Acoradada del Ejercito Sirio esta en Aleppo lista para ser utilizada contra las ratas, dejando la defensa de Damasco a otras divisiones, signo que la situacion ha cambiado. El ISIS ahora en Siria no tiene futuro y creo que dispone de un campo de accion limitadisimo. Para pesar de muchos, Al Assad seguira siendo el Presidente de Siria.