miércoles, 23 de julio de 2014

¿Mismas ideas para un resultado diferente?


Los combates estallaron entre el Ejército turco y los miembros del PYD y PKK, mientras que los segundos fueron presuntamente a intentar contrabandear unas 10 a 15 personas a través de la frontera turco-siria, según el Ejército turco. Pero las Fuerzas Populares de Defensa (YPG), una fuerza paramilitar kurda que protege las zonas kurdas del Norte de Siria, negó que algún combatiente hayan participado en los enfrentamientos; según la unidad militar turca estacionada en Ceylanpinar, le dio la advertencia y los miembros del grupo empezaron a disparar contra los militares, dando muerte a 3 militares turcos. 

Izzettin Küçük, gobernador de la provincia de Sanliurfa, dijo que la lucha estalló a última hora del lunes cerca de Ceylanpinar, en la fronteriza con Siria, luego que los presuntos contrabandistas ignoraron las advertencias para que se detuvieran y dispararon contra los soldados. El incidente fue calificado por Küçük como “un enfrentamiento con un grupo hostil con elementos armados."

Los Ministros de RREE de la UE acordaron ampliar las sanciones contra el gobierno sirio. Los cancilleres aprobaron la adición de 3 personas y 9 empresas a la lista de sanciones “debido a su participación en la violenta represión de la población civil o su apoyo al régimen"; los nuevos objetivos de la sanción se enfrentarán a una congelación de activos, la prohibición de entrar en la UE y las personas sancionadas se consideran responsables de la represión contra la población civil. 

Las nuevas sanciones incluyen al Cnel. Suhayl Hasan, comandante militar que para la UE ha sido "responsable de la violenta represión de la población civil" y al Director General del Centro de Investigación y Estudios Científicos de Siria, Amr Armanazi, por proporcionar apoyo al Ejército sirio - cree que el Centro investiga sobre armas químicas y tecnología de misiles- mientras que Hashim Anwar Al-Aqqad, empresario de petróleo y gas, es acusado de ayudar al régimen. Las 9 entidades incluyen a la empresa Océanos Petróleo Trading -con sede en Líbano- y la empresa Tri Oceans Trading -con sede en Egipto- a las que la UE acusó de "organizar envíos encubiertos de petróleo al régimen sirio." 

La decisión de nuevas sanciones lleva a 62 el número de empresas sirias o instituciones y a 192 el número de personas a las que la UE ha puesto en su lista negra. Sin embargo, las sanciones de la UE contra Siria se han enfrentado a un creciente número de presentaciones legales que fueron exitosas en los tribunales superiores del bloque. El fracaso de los Estados miembros de la UE para proporcionar pruebas confidenciales y respaldar los anuncios, han obligado al bloque a abandonar las restricciones a varias personas y entidades.

El gobierno sirio instó a Staffan de Mistura, el nuevo mediador de ONU de doble nacionalidad de Italia y Suecia, que sea "objetivo y honesto" en su búsqueda del fin a la guerra civil en el país, en lo que fue la primera reacción de Damasco sobre el nombramiento de Staffan de Mistura hace dos semanas. Citando una carta enviada a ONU, por el Ministerio de Relaciones Exteriores sirio, el canal oficial sirio dijo que "Esperamos que él tomará un enfoque objetivo y honesto basado en el Derecho Internacional (...) En especial el respeto de la soberanía nacional y la no injerencia en los asuntos internos."

La Coalición Nacional Siria (CNS) votó para disolver su gobierno interino. En un comunicado se señaló que "Los intentos de formar un gobierno en el exilio viable para la oposición de Siria se han paralizado, por las rivalidades entre sus partidarios y entre sus miembros, así como por su incapacidad para establecerse dentro de Siria (…) La CNS está designada como el cuerpo principal que representa la oposición en EE.UU. y otras grandes potencias, pero tiene poca influencia sobre los rebeldes que luchan para derrocar al presidente Bashar Al-Assad." 

La decisión de disolver el gobierno de la CNS llegó sólo 2 semanas después que el grupo eligió Hadi Al-Bahra como presidente luego que Ahmad Al-Jarba, presidente anterior, concluyó su periodo. Al-Bahra, al igual que su predecesor, tiene estrechos vínculos con Arabia Saudita y ésta última apoya ampliamente al movimiento opositor; Al-Bahra también sirvió como el jefe de los negociadores de la CNS durante las conversaciones de paz en Ginebra con el gobierno sirio.

La mayoría de los musulmanes moderados estarían de acuerdo con la evaluación que hay una guerra dentro del Islam. Los elementos del Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS) están masacrando a los chiitas en su avance hacia Bagdad y la mayoría de los combatientes extranjeros son árabes con un cierto odio anti-chiita; esto no es nuevo ya que las guerras civiles musulmanas en Afganistán y Líbano, la invasión iraquí de Irán en 1980, y las campañas contra las poblaciones chiitas en Pakistán, Yemen, Líbano y Bahrein -por parte de extremistas sunitas- han sido fomentados por la recaudación de Arabia Saudita y otros no oficiales. 

Pero persuadir a Arabia Saudita para que cambie sus formas también tendría que cambiar los principios del wahabismo, algo que parece casi imposible. Una necesidad imperiosa para EE.UU. y Europa es poner su peso detrás de una política que, al menos, inste a un acercamiento entre Irán y Arabia Saudita. Ambos países deben detener sus guerras religiosas en el territorio de otras Estados; se necesitarán grandes dosis de diplomacia occidental porque ninguno de los actores internos ha mostrado ninguna capacidad de actuar como pacificador. 

Otro cambio que supondrá una ingeniería diplomática importante, es la curiosa declaración del Vicecanciller ruso, Mikhail Bogdanov, y enviado del Kremlin para Oriente Medio, quien dijo rebeldes de Siria pueden tener éxito en su campaña para derrocar al presidente Bashar Al-Assad y habló de esfuerzos para lograr la transición política pacífica, según la agencia de noticias Reuters. La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo en una conferencia de prensa "La pregunta ahora es, ¿el gobierno ruso se unirá a aquellos de nosotros en la comunidad internacional que están trabajando con la oposición para tratar de tener una transición democrática sin problemas?" 

Nuland señaló que "Queremos felicitar al gobierno ruso porque finalmente despertó a la realidad y reconoce que los días del régimen están contados (…) Pueden retirar todo apoyo residual para el régimen de Assad, si se trata de material de apoyo o el apoyo financiero (…) Ellos también nos pueden ayudar a identificar a las personas que podrían estar dispuestos en el interior de Siria para trabajar en una estructura de transición."

El armado de los rebeldes, para que luchen contra el gobierno sirio, no es la respuesta. Hasta el momento, la ayuda militar externa a los rebeldes no ha inclinado la balanza en y teniendo en cuenta los recientes avances de las fuerzas del gobierno sirio, más rebeldes armados sólo servirás para aumentar los enfrentamientos y la inestabilidad en la región, así como el flujo de refugiados hacia los países vecinos. La respuesta puede estar en una solución negociada, que incluya al presidente Al-Assad, mediado con Rusia e Irán; es innegable que Siria ahora es un país dividido y que es necesario que esa solución reconozca las realidades políticas y geográficas sobre el terreno. Al-Assad no muestra signos de irse y un acuerdo con Damasco, protegería a segmentos de la población siria propensos a levantarse contra el orden estatal y permitiría a Al-Assad a re consolidar las zonas del país fuera de su control y revertir la desestabilización de la región. 




1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Lo que me da risa del CNS es que cambian de presidente como quien cambia de camisa. Lo del vice-canciller ruso creo que es una manipulacion mediatica que busca poner a Rusia como aliado de los rebeldes pero se esquivocan: Rusia sigue hasta el final con Al Assad.