lunes, 11 de agosto de 2014

EE.UU., Demócratas y el ISIS




Hillary Clinton, la favorita entre los potenciales candidatos demócratas a la presidencia 2016, se está distanciando fuertemente de la política exterior del presidente Obama, especialmente en Siria, mientras los estadounidenses parecen que siguen perdiendo la confianza en su manejo de los asuntos internacionales claves. Clinton, quien fue Secretaria de Estado de la administración Obama, sugirió durante una entrevista que el mantra de la política exterior del presidente Obama de "no hacer cosas estúpidas carecía de la suficiente profundidad (…) Las grandes naciones tienen que organizar los principios (…) Y no hacer cosas estúpidas no es un principio de organización." 

Clinton dijo que la capacidad de recuperación, y expansión del terrorismo islamista significa que EE.UU. debe desarrollar una estrategia "global" para hacerle frente se equiparó esta lucha a la que EE.UU. libró contra el comunismo. Según la ex Secretaria de Estado, "Una de las razones por las que preocuparse de lo que está sucediendo en el Medio Oriente en este momento se debe a la capacidad de ruptura de los grupos yihadistas que pueden afectar a Europa, pueden afectar a EE.UU. (…) Los grupos yihadistas están gobernando territorio. Ellos se ven obligados a ampliar. Su razón de ser es estar en contra de Occidente, contra los cruzados, en contra la ocupación ¿Cómo nos tratamos de contener eso? Estoy pensando mucho sobre la contención, disuasión, y la derrota." Consultada sobre si EE.UU. hubiese armado a los rebeldes a tiempo, el Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS) estaría donde está ahora, Clinton señaló que el hecho de ayudar a construir una fuerza de combate creíble con las personas que protestaban contra Al-Assad –entra las que había islamistas y secularistas- no habría dejado el gran vacío, que los yihadistas han llenado.

En una entrevista con el New York Times, Obama dejó en claro que sólo se va a involucrar a EE.UU. más profundamente en lugares como el Medio Oriente, en la medida que las diferentes comunidades estén de acuerdo con una política incluyente de ni vencedores ni vencidos y que EE.UU. no va a ser la fuerza aérea de los chiitas iraquíes o cualquier otra facción. Obama señaló que "Nuestra política es disfuncional y debemos prestar atención a las terribles divisiones en el Oriente Medio como una advertencia para nosotros: las sociedades no funcionan si las facciones políticas toman posiciones maximalistas. Y cuanto más diverso el país, es cuanto menos puede darse el lujo de tomar posiciones maximalistas."

Consultado sobre si la idea de que armar a los rebeldes habría hecho una diferencia, Obama señaló "siempre ha sido una fantasía. Esta idea, de que podríamos ofrecer algunas armas ligeras e incluso armas más sofisticadas, a una oposición esencialmente una oposición formada por médicos, agricultores, farmacéuticos y demás, y que iban a ser capaces de luchar no sólo un contra un Estado bien armado sino que también un Estado bien armado y apoyado por Rusia, respaldado por Irán y Hezbollah, nunca estuvo en las cartas (…) Incluso ahora, el gobierno tiene dificultades para encontrar, entrenar y armar a un grupo suficiente de los rebeldes sirios seculares. No hay tanta capacidad como es de esperarse." 

Sabemos que los combates entre las fuerzas kurdas peshmerga y los yihadistas del ISIS continúa desarrollando y pasar de un lugar a otro, pero nunca estamos exactamente seguros de lo que está pasando, dónde se produce el combate, o quien tiene la sartén por el mango. Tanto las agencias locales como internacionales han demostrado ser muy poco fiables. Lo que sabemos es que hubo una limpieza étnica en Sinjar, y la campaña deliberada de exterminación dirigida contra los yazidis, podría ser un caso testigo y eso explicaría la decisión norteamericana de efectuar ataques puntuales. ¿O hay algo más?

EE.UU. se está preparando más ataques aéreos - y para proporcionar ayuda humanitaria- ya que el ISIS ha tratado a los grupos minoritarios iraquíes con absoluta brutalidad durante su avance. Pero en realidad también hay una gran cantidad de norteamericanos en Erbil: en junio, cuando ISIS marchaba a Bagdad, EE.UU. envió a 275 soldados a Irak, con la misión de evacuar al personal de la embajada de Bagdad a Erbil -que parecía ser más seguro- por lo que un número de personal diplomático y militar estadounidense permanece allí. Además el ISIS comenzó a empujar en el Kurdistán y tomó 4 ciudades estratégicas en una ruta clave; si el ISIS sigue es probable que quiera separar a los kurdos de Irak de las comunidades kurdas en Siria, donde ISIS está luchando un segundo frente contra el gobierno sirio. Básicamente tratan de cortar los vínculos geográficos entre los dos territorios.

El dato del día: una imagen impactante se publicó en Twitter donde se muestra a un niño, al parecer se crió en los suburbios de Sydney, sosteniendo la cabeza cortada de un soldado sirio asesinado. La imagen, tomada en la norteña ciudad siria de Raqqa, y fue publicada en la cuenta de Twitter de Khaled Sharrouf, un hombre de Sydney que huyó a Siria el año pasado y ahora es un luchador del ISIS; esta es una de varias fotos publicadas por Sharrouf, y los organismos de seguridad creen que viajó a Siria con su familia. En otra, se lo muestra a Sharrouf también sosteniendo una cabeza cortada.

Lo ocurrido en Sijar, y la posterior intervención acotada de EE.UU., suponen un avance. Pero las últimas revisiones de la política exterior de Barack Obama no son halagadoras: algunos señalan que "sólo lo dejan a uno rascándose la cabeza", sobre justificación del Presidente para proporcionar un apoyo limitado a los kurdos en Irak, o "nada podemos señalar que haya sido muy exitoso", dicen otros sobre la política del presidente para Siria. Las declaraciones de Hillary Clinton podrían ser un oportunismo político, por parte de los que ahora han descubierto las fallas en la política exterior, que una vez ayudaron a ejecutar. 

Medio Oriente hoy está dividido por una serie de conflictos a lo largo de múltiples líneas de fractura, impulsada en buena parte por las fallas prolongadas del gobierno y exacerbados por las equivocadas injerencias extranjeras superpuestas. Ahí está la división entre sunitas y chiitas, entre los islamistas (de varias líneas) y los autoritarios tradicionales (también de varios tipos diferentes). A esto se añade la mezcla de los conflictos a lo largo de líneas sectarias (como en Siria, Líbano, Irak y en otros lugares), y las sospechas recurrentes entre árabes y persas. Y el conflicto entre judíos israelíes y árabes palestinos, que todavía reverbera en todo el mundo árabe e islámico. 

EE.UU. puede tener intereses permanentes en el Medio Oriente, pero no necesariamente amigos permanentes. En cuanto a sus intereses estratégicos, el objetivo central desde la Segunda Guerra Mundial ha sido la de impedir que otra potencia domine unilateralmente el petróleo del Golfo Pérsico; ahora con la autosuficiencia a punto de ser alcanzada, EE.UU. solo intervendrá por “cuestiones humanitarias” cuando minorías sean masacradas pero no para que un gobierno –en nombre de esa minoría- gane una batalla.

Lo relevante es que, tanto con aviones tripulados como no tripulados, EE.UU. ha atacado al ISIS directamente por primera vez desde 2011, luego de 3 años de éxitos significativos en Siria e Irak. Ciertamente, como ya se indicó anteriormente, esos ataques aéreos en el Norte iraquí fueron para proteger al personal e instalaciones de EE.UU. y romper el impulso del ISIS; pero no están diseñados para desmantelar el grupo, que solo ha sufrido derrotas tácticas pero no ha tenido una derrota estratégica




1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Hillary Clinton lo que está buscando es la presidencia de los EEUU y estas declaraciones son oportunistas. Veo dificil que la Clinton logre la presidencia maxime que el gobierno de Obama es un desastre. Los bombardeos de EEUU no han mellado al ISIS dado que este grupo se basa en infantería y fuerzas irregulares por lo que hace necesario usar fuerzas en tierra y eso implicaria mandar tropas al terreno. Mientras no se haga eso los bombardeos no serviran de nada.