sábado, 7 de septiembre de 2013

Cuando una mala idea se profundiza


En la cena que se realizó anoche y que terminó después de la 1 am, tras un fuerte debate, la Presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, planteó a sus pares la necesidad de acordar un embargo de armas en la zona del conflicto. "Mi país no compra ni vende armas a nadie, ¿pero por qué durante estos dos años nadie decretó un embargo? Es una medida muy utilizada en cuestiones humanitarias". La mandataria reveló que contó con el respaldo del Secretario General de ONU, Ban Ki- moon, a quien le propuso la posibilidad de realizar una visita humanitaria a Siria de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Según la mandataria argentina, “El balance general es el de la no intervención en Siria, esto quedó muy claro."

EE.UU. menudo ha dejado atrocidades impunes antes. En la década del ´80 no se envió ningún misil cuando Saddam Hussein gaseó a los kurdos e iraníes, ni tampoco lo hizo cuando Hafez Al-Assad, masacró unas 20.000 personas en Hama por una revuelta social. Pero eso fue en la Guerra Fría, cuando Saddam estaba luchando contra Irán; pero ahora Obama declaró que no iba a tolerar el uso de armas químicas de Siria y, con más de mil muertos en un ataque químico, el presidente concluyó acertadamente que Siria estaba poniendo a prueba la capacidad de Estados Unidos para imponer su voluntad. ¿Pero qué cambió en el escenario regional?

Las autoridades israelíes han mantenido silencio durante el transcurso de la guerra civil siria, pero ahora apoyan el ataque limitado propuesto por el presidente Obama; para Tel Aviv es esencial que el status quo se modifique -aun bajo el pretexto del punto de vista humanitario- ya que parece preferible una victoria del gobierno de Al-Assad y sus aliados o el fortalecimiento de los grupos rebeldes, cada vez más dominados por los yihadistas pro Al-Qaeda. Esta es una situación de playoffs donde los que es necesario es que ambos equipos pierdan -a menos que alguien quiera ganar uno- un empate es beneficioso; el pensamiento estratégico es que mientras ambos lados sangren –gobierno y yihadistas- es ganancia y no hay una amenaza real de Siria. Irán es el principal interés israelí-norteamericano y Siria es solo un paso intermedio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia advirtió a Washington sobre ataques contra los lugares de almacenamiento de armas químicas sirias, ya que existe el temor que podría causar una catástrofe ecológica y humanitaria. Además la Agencia Internacional de Energía Atómica de ONU (AIEA), dijo que le estaba dando seguimiento a una advertencia del portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexander Lukashevich, sobre ataques contra las instalaciones nucleares de Siria que podría resultar en una catástrofe nuclear. El anuncio siguió a la advertencia rusa, sobre el peligro que un ataque contra un reactor en miniatura cerca de Damasco u otras instalaciones nucleares no especificadas podría contaminar la zona con radiactividad. 

EE.UU. ha interceptado comunicaciones entre Qasem Soleimani, Jefe de la Fuerza Al-Qods de la Guardia Revolucionaria de Irán, y milicianos chiitas en Iraq que involucran órdenes a las milicias para atacar la embajada de EE.UU. y otros intereses norteamericanos en Bagdad, en el caso de un ataque estadounidense en Siria; las autoridades militares han tratado de predecir el rango de posibles respuestas de Siria, Irán y sus aliados: EE.UU. está en estado de alerta sobre la flota de lanchas rápidas en el Golfo Pérsico, donde anclan los buques de guerra estadounidenses, y por un posible golpe de Hezbollah contra la embajada de EE.UU. en Beirut. 

Las autoridades iraníes negaron que estén planeando ataques en Irak contra EE.UU. y Alireza Miryousefi, portavoz de de Irán en ONU, dijo que la acusación era infundada y que la intención era “provocar al Congreso para autorizar una ataque en Siria”. Los ataques a la embajada de EE.UU. en Bagdad han disminuido desde que las fuerzas estadounidenses abandonaron Irak. En el pasado, los grupos chiitas, entrenada por Irán, han lanzado cohetes y morteros contra la embajada, a instancias de la Fuerza Al-Qods.

En lo parece ser una nueva costumbre, las agencias de noticias informaron detalles que puedan ayudar en la evaluación de la autenticidad del mensaje. Si los iraníes transmiten dicho mensaje, se ve como una advertencia o bien es un mensaje falso, o que estaba destinado a ser interceptado. Los dos no son mutuamente excluyentes, pero si se precisa, sería refutar las garantías de algunos funcionarios que la probabilidad de una reacción violenta iraní a un ataque de EE.UU. contra Siria, es baja.

Por primera vez, el gobierno norteamericano está hablando del uso de aviones estadounidenses y franceses para llevar a cabo ataques contra objetivos específicos, además de los lanzamientos de misiles de crucero Tomahawk. Según autoridades norteamericanas, Obama ahora está decidido a poner más énfasis en la "degradación la capacidad de Al-Assad de usar armas químicas " que en la “disuasión”. Eso significa una expansión más allá de los 50 sitios importantes que formaron parte de la lista de objetivos original, desarrollado con las fuerzas francesas, antes que Obama retrasase la acción para buscar la aprobación del Congreso.

La acción militar inicialmente propiciada por EE.UU. no va a tender a provocar el colapso del régimen e incluso podría, no tener un efecto duradero sobre el equilibrio de poder en el terreno. El régimen podría capitalizar este hecho como una victoria propagandística, alegando que se ha mantenido firmes contra EE.UU. y consolidaría la opinión nacional y regional en torno a un lema anti-occidental. En última instancia, la cuestión principal en relación con un posible ataque militar, es si los esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto podrían ser re- vitalizados luego de los ataques. Una lectura inteligente diría que no, a raíz que los ataques nacieron como ilegales e ilegítimos, por lo que el régimen sirio y sus aliados no van a estar dispuestos a negociar con su agresor; si bien EE.UU. alega que los ataques serán medidos y precisos, eso es deseable no factible. 

Pero la ampliación de la misión ya está sucediendo. Obama ha endurecido su línea en un intento por ganar el apoyo de los halcones como el senador John McCain (R). Sobre el uso de la fuerza, Obama dijo que "Se inscribe en una estrategia más amplia que se puede lograr con tiempo el tipo de fortalecimiento de la oposición, la presión diplomática, económica y política que se requiere, por lo que al final tenemos una transición que puede traer la paz y la estabilidad, no sólo a Siria, sino a la región”. ¿Estamos preparados para un cambio de régimen? No hay oposición siria coherente y grupos yihadistas están haciendo lo que quieren. Tratando de remendar un nuevo gobierno sirio, le podría aspirar todo el oxígeno al segundo mandato de Obama.




1 comentario:

jf37137 dijo...

creo como dijo putin que no existen pruebas contundentes del uso de armas quimicas por al assad.y es obvio que los aliados de usa diran lo que obama quiere que digan incluyendo alemania.esperemos a ver que dice la onu.pues hasta ahora no hay pruebas contundentes de que el regiman sirio haya usado armas quimicas-