lunes, 31 de marzo de 2014

Turquía declara la guerra a Siria


Las artillería turca dispararon contra Siria después de un cohete sirio dañó una mezquita en la provincia fronteriza de Hatay. Junto con el cohete, tres obuses de mortero del régimen golpearon Hatay, durante los combates en la frontera con la provincia siria de Latakia, entre las fuerzas del régimen y los rebeldes en el pueblo Kasseb. Mientras que los obuses de mortero impactaron en los campos, el cohete chocó contra la pared de la mezquita Haci Bilal en la localidad de Yayladagi cerca de un campo de refugiados, resultando herida una mujer siria; el gobernador de la provincia de Hatay emitió un comunicado explicando los detalles de los ataques y dijo que "de acuerdo con el cambio en las reglas de combate, la artillería en la frontera respondió de igual, hacia la zona de la que fue disparado el cohete".

Las tropas del Ejército sirio recuperaron una posición clave en la provincia costera de Latakia costera. Según la televisión estatal, "Las unidades del Ejército sirio tienen control total del Observatorio 45, en el Norte de la provincia de Latakia y siguen combatiendo a los grupos terroristas." El Observatorio 45 es una colina estratégica que domina varias áreas habitadas por la comunidad alawita, secta religiosa a la que pertenece el presidente Bashar Al-Assad. Hoy por primera vez, las fuerzas de la oposición lanzaron cohetes Grad contra el aeropuerto Bassel Al-Assad - instalación civil que lleva el nombre de un hermano fallecido del presidente- y esto marca un cambio en la estrategia rebelde, después de una serie de pérdidas en la provincia de Damasco, han cambiado su enfoque hacia Latakia donde las milicias del ejército y partidarios del régimen se han unido para defender la zona.

El ministro de Información sirio, Omran Al-Zoubi, criticó a Turquía acusándola de enviar combatientes extranjeros a través de la frontera para luchar contra las tropas del gobierno sirio en Latakia. Horas después de los comentarios de Al-Zoubi, Turquía dijo que su artillería disparó contra territorio sirio en represalia por un cohete que alcanzó una mezquita en una ciudad de la frontera turca. El Primer Ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en un discurso después que su partido obtuvo una victoria aplastante en las elecciones locales, dijo que "Siria se encuentra actualmente en un estado de guerra contra nosotros"; una semana antes Erdogan señaló que Turquía con sus propios aviones F-16 había derribado un avión de combate sirio por violación del espacio aéreo turco durante una misión de bombardeo a los rebeldes cerca de la frontera.

El Partido AK de Erdogan ganó cerca del 46 % de los votos en todo el país, pero en Hatay el opositor CHP ganó por más de 18 puntos, cuando hace 5 años atrás estaban ambos empatados en el 40%. Los residentes turcos en la frontera sienten que son castigados por el gobierno de Erdogan con sus políticas que desestabilizaron la sociedad, destrozaron la economía, trajeron oleadas de refugiados y los combatientes rebeldes y radicales visto mezclan entre ellos; los críticos de Erdogan , especialmente la gran comunidad musulmana aleví de Hatay , dicen que la política de puertas abiertas en la frontera ha alimentado la sensación que Hatay es una zona de guerra y ha ahuyentado a los turistas que tanto se necesitan. Turquía abrió su frontera para dejar entrar a unos 900.000 refugiados sirios, construyó campamentos para albergarlos y dio paso libre a Siria a las filas rebeldes armados, que ahora están dominadas por los islamistas de línea dura.

Pero el hecho significativo más trascendental fue que el Primer Ministro Erdogan haya declarando que Turquía está en guerra con Siria, ya que tal declaración es un problema en el sentido legal. La afirmación de Erdogan, sobre la declaración de guerra contra Siria, no se ajusta a la legislación nacional o de los principios del Derecho Internacional debido a que no hubo un ataque que active los mecanismos de la legítima defensa; el Parlamento turco aprobó una moción del gobierno para renovar el mandato de enviar tropas a Siria en caso de un posible ataque, y la moción fue aceptada por el Parlamento en 2013 por 320 a favor y 129 en contra después que proyectiles de mortero sirios mataron a 5 civiles en el pueblo fronterizo de Akçakale. Pero entonces, el gobierno turco dijo que no tenía intención de ir a la guerra con Siria, aunque la culpó por el incidente.

De acuerdo con el Derecho Constitucional de Turquía, la única autoridad que puede declarar la guerra a otro Estado es el Parlamento, y la mayoría de las mociones aprobadas por el Parlamento para el envío de tropas turcas al extranjero son para misión que están en línea con el normas del Derecho Internacional. Las declaraciones de Erdogan pueden no tienen ninguna validez legal, pero marcan el estado de ánimo que impera en Ankara sobre la situación de Siria. 



1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Erdogan gano las elecciones turcas mediante fraude masivo. Tenia miedo luego que se le descubriera lo corrupto que es. Turquia no ira a ninguna guerra con Siria por la sencilla razon que habria respuesta rusa y ellos saben que con Rusia nadie se mete. El pueblito de Kassab es infimo en el conflicto sirio pero sera recuperado muy pronto por que los Alawuitas de la costa siria son gente brava y no permitira que las ratas entren a la tierra sagrada alawi. En lo que le toca al ejercito turco cuidado con los kurdos si se meten con Siria. Ellos han jurado defender el norte de Siria de cualquier agresion con Turquia y lo mismo dijeron los armenios por razones que todos sabemos.