miércoles, 4 de junio de 2014

Triunfó Aashar Al-Assad en Siria


El presidente Bashar Al-Assad ganó con el 88,7 % de los votos las elecciones presidenciales de Siria, según el presidente del Parlamento, Mohammad Al-Laham. 

La Agencia Siria de Noticias (SANA) reportó una amplia participación de votantes en las elecciones presidenciales y la votación se extendió desde las 19:00 hasta las 24:00 hora siria. El Ministerio del Interior dijo que había 15,8 millones de votantes habilitados – 11.634.412 votaron lo que equivale al 73.42%- y que 9.600 centros de votación se habían establecido en todo el país. 

Por su parte, Líbano les permitió a los refugiados sirios en campamentos que crucen la frontera para votar y luego regresar a Líbano, Siria permitió a los refugiados que voten siempre y cuando mostrasen sus identificaciones; la oposición siria denunció esta práctica y fracasó en su propósito de boicotear la votación. 

El ex embajador de EE.UU. en Siria, Robert Ford, reveló hoy que renunció a su cargo debido a que ya no podía defender la política de la administración Obama en ese país. Según el ex funcionario norteamericano "Ya no estaba en una posición en la que sentía que podía defender la política estadounidense (…) Hemos sido capaces de hacer frente a cualquiera de las causas profundas del conflicto en términos de la lucha en el suelo y el equilibrio en el suelo, y tenemos una creciente amenaza del extremismo (…)Realmente no hay nada que podamos apuntar a que haya sido un gran éxito en nuestra política, excepto la eliminación de aproximadamente el 93% de algunos de los materiales químicos de Al-Assad. Pero ahora está utilizando el gas de cloro en contra de sus oponentes”.

Como contraposición, el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry llegó hoy a Líbano en lo que parece ser el inicio de una política más activa para ayudar a los países vecinos de Siria que se ocupan de los refugiados, además de presionar a los parlamentarios libaneses a elegir rápidamente un nuevo presidente. El Departamento de Estado dijo que Kerry anunciará más de u$s 290 millones en ayuda adicional para las agencias de la ONU y ONG´s que trabajan con los casi 3 millones de refugiados sirios en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto; se estima que unos u$s 51 millones se destinarán a ayudar a Líbano, que alberga la mayor concentración de refugiados sirios.

Un informe elaborado por el Grupo Soufan, estima que 12.000 combatientes extranjeros han viajado a Siria. La estimación es una fuerte alza con relación a los 7000 estimados por la Inteligencia de EE.UU. e Israel a inicios de 2014; adicionalmente supera a los 10.000 que se cree lucharon contra los soviéticos en Afganistán, conflicto que sirvió de plataforma para Al- Qaeda. La mayoría de los combatientes extranjeros en Siria llegaron de los países árabes –por caso 3.000 de Túnez y 2.500 de Arabia Saudita- pero unos 700 combatientes se cree que han viajado desde Francia; 400 desde el Reino Unido y alrededor de 250 de Bélgica, Australia y Alemania, según estimaciones propias de los gobiernos de dichos Estados.

El informe señala que la mayor preocupación reside en los 3.000 combatientes que viajaron a Siria desde países occidentales para luchar con los grupos rebeldes dominados por los extremistas islámicos; aunque ahora están dispuestos contra el gobierno sirio y los iraníes, los fundamentalistas podrían con el tiempo optar por la violencia directa contra objetivos occidentales -"el enemigo lejano" en la jerga de Al-Qaeda- y reclutar a los combatientes extranjeros que regresan a sus países de origen para realizar ataques. En el informe se advierte que “La progresión de combatientes extranjeros a terrorista no es lineal, ni es inevitable, y la mayoría de las personas que regresan de la guerra en Siria podría representar una amenaza terrorista (…) Pero la dificultad sigue siendo cómo distinguirlos de aquellos que no lo harán."

Aunque Kerry declaró que las elecciones sirias significaban un “gran cero y siguen sin sentido”, pidió a los principales aliados del presidente Al-Assad que pongan fin a la guerra civil. Concretamente, Kerry hizo "Un llamamiento a Irán, Rusia y a Hezbollah, con sede aquí en Líbano, para participar en un esfuerzo legítimo para llevar esta guerra a su fin (…) Después de la elección de Siria, el conflicto es el mismo, el terror es lo mismo, la muerte es la misma."

Aunque Rusia, Irán y Hezbollah han sido criticados a lo largo del conflicto sirio por los países occidentales y árabes por su apoyo al gobierno de Al-Assad, Moscú -en particular- ha sido severamente cuestionado por vetar en cuatro ocasiones los proyectos de Resolución en el Consejo de Seguridad de ONU en defensa de su aliado de Damasco. El mensaje de Kerry y su visita no programada a Beirut a 24 horas de las elecciones sirias pueden ser indicios de un cambio futuro en el foque de las prioridades occidentales para Siria.

Con la consolidación del presidente sirio en las urnas, aun con todos los cuestionamientos posibles, es un dato de la realidad que es inexorable. El problema ahora no lo constituye el derrocamiento de Bashar Al-Assad, sino los remanentes de grupos yihadistas que eventualmente se retirarán de Siria al final de la guerra civil y regresarán a sus países con una alta capacitación; Bashar Al-Assad tendrá la Inteligencia sobre estos elementos que los Estados occidentales y árabes necesitarán para contenerlos. 



1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Triunfo Al Assad por dicha. Ahora los opositores sirios y el gobierno de USA y sus aliados "los amigos de Siria" quedaron desnudos y sin opcion de poder hacer algo. Se jodieron literalmente. Ahora si ya no hay nada que hacer sino ir jalando como decimos en Costa Rica. Unicamente les queda reconocer la derrota, pagar los daños y perjuicios ocasionados al pueblo sirio y ser sometidos a la Justicia internacional por genocidio.