viernes, 15 de noviembre de 2013

El gobierno de Siria avanza sobre Aleppo


En medio de un raid aéreo de la Fuerza Aérea siria, Youssef Al-Abbas –alias Abu Al-Tayyeb-, comandante rebelde de las Brigadas Al-Tawhid, murió y otros dos comandantes resultaron heridos -Abdelqader Saleh fue llevado a un hospital en Turquía y Abdelaziz Al-Salameh se encontraba fuera de peligro. La opositora Aleppo News Network, dijo en un comunicado que el ataque oficial fue dirigido contra una base militar que los rebeldes habían capturado meses atrás y que en esa operación falleció Al-Abbas.

La Brigada Al-Tawhid emitió un comunicado a principios de esta semana, junto con otras formaciones islamistas que incluían a Jabhat Al-Nusra, declarando la emergencia y convocando a todos los combatientes a movilizarse a los frentes. Activistas de la oposición dijeron que la declaración era una indicación de la gravedad de la situación y que los rebeldes consideraban la posibilidad que Al-Assad, impulsado por Hezbollah y las milicias chiitas iraquíes, pudiese retomar el control total de Aleppo. Las luchas internas en los últimos dos meses, tanto dentro de Aleppo como en los alrededores rurales, entre los grupos pro Al-Qaeda y los rebeldes apoyados por pro occidental Supremo Consejo Militar han debilitado las defensas de Aleppo.

El lunes pasado, otros seis grupos rebeldes islamistas hicieron un llamado para reforzar las defensas de Aleppo, después que el Ejército aseguró el área alrededor del aeropuerto de la ciudad y volvió a tomar la estratégica Base 80; a principios de noviembre, las fuerzas estatales se apoderaron de la ciudad de Safira -al sureste de Aleppo- junto a Tal Aran, en la ruta Safira-Aleppo. Las fuerzas del régimen con la ayuda de Hezbollah, los iraquíes y los iraníes han puesto en marcha un movimiento de pinzas desde el Norte y el Este que se están acercando a los principales barrios de Aleppo.

El debilitamiento de las defensas de Aleppo no solo se debe a las luchas internas entre los grupos rebeldes yihadistas y nacionalistas. Los movimientos de protestas de los ciudadanos contra la administración de los grupos yihadistas, como el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), van en aumento ya que los abusos de los radicales no son tolerados; en Raqqa los rebeldes destruyeron una iglesia, los activistas políticos debieron huir a Turquía y muchos otros han sido detenidos, golpeados y secuestrados por el ISIS en represalia. Los yihadistas extranjeros -particularmente Irak, Libia, Túnez, Arabia Saudita, Cáucaso Norte de Rusia y Europa- han mostrado una inusual violencia en la forma de administrar los pueblos bajo su control. 

Albania rechazó hoy una petición de EE.UU. para la destrucción de las armas químicas de Siria, asestando un golpe al acuerdo ruso-estadounidense para eliminar el arsenal químico. Las negociaciones fueron hasta el último momento, lo que retrasa la aprobación de un plan paso a paso para deshacerse de las 1,300 toneladas métricas de sarín, mostaza y otros agentes. Hoy se cumple la fecha límite para acordar los detalles del plan de Damasco y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sobre la destrucción de las armas químicas; desde la OPAQ se precisó que no habrá un país anfitrión en la decisión de esta tarde, aunque trascendió que EE.UU. tiene alternativas.

El Primer Ministro de Albania, Edi Rama, dijo en su página de Facebook que haría pública la respuesta del país a la solicitud de EE.UU. para que destruya las armas una media hora antes de una reunión de la OPAQ que iba a avalar el plan de destrucción. Albania es miembro de la OTAN y es una de las pocas naciones del mundo que ha declarado su arsenal de armas químicas a la OPAQ y lo destruyó. En marzo de 2008, una explosión en Gerdec, mató a 26 personas, hirió a 300 y destruyó 5.500 casas; los investigadores dijeron que fue causado por un cigarrillo encendido en una fábrica donde se guardaban unas 1.400 toneladas de explosivos para ser destruidos. La susceptibilidad, desde entonces, ha impedido la destrucción de material bélico obsoleto. 

Las fuerzas del presidente Bashar Al-Assad capturaron el suburbio de Hujaira –al sur de Damasco- y han avanzado sobre varios pueblos en poder de los rebeldes islamistas en el norte del país llegando hasta Aleppo. Estas operaciones son parte de un avance más amplio que ha llevado el presidente Al-Assad a recuperar zonas al sur de la capital que han estado en poder de los rebeldes por más de un año y los residentes están siendo muy cooperativos con el Ejército sirio , ya que fueron tratados muy mal por los terroristas.

En los últimos meses, Al-Assad ha ido dejando cada vez más los combates en las zonas urbanas, especialmente en Damasco y sus alrededores, a sus aliados chiitas. La captura de Hujaira es típica: los tanques y la artillería del Ejército sirio golpean la zona, las milicias iraquíes y Hezbollah hacen avanzar la lucha que finalizan con las tropas de Al-Assad entrando al área, para las cámaras. Estos avances parecen incrementarse de cara a posicionarse antes de las conversaciones de paz de Ginebra 2, que lo dejan en una cómoda posición de poder.





1 comentario:

Sergio elizondo garofalo dijo...

Le guste a quien no le guste vamos ganando. Viva Bashard Al Assad. Es falso que los iraquies o iranies esten combatiendo con el glorioso Ejercito Arabe Sirio. Son los soldados sirios los que están peleando y ganando las guerras. Señor Bazán sea buen perdedor no diga tonteras que no puede probar.